El 'cruyffismo' también triunfa en el Barça del nuevo milenio

BARCELONA

El 'cruyffismo' también triunfa en el Barça del nuevo milenio

Johan Cruyff.

AFP

Guardiola, Tito y Rijkaard levantaron el 68,9% de los trofeos. Luis Enrique es el único cruyffista no radical que ha brillado en rotundo.

Ahora que el G7 que se ha inventado Bartomeu para elegir el nuevo entrenador continúa deliberando, un vistazo a los técnicos que ha tenido el Barça en el nuevo milenio permite concluir que el éxito, como en los noventa, sigue siendo el cruyffismo. De los 29 títulos que ha ganado el Barça desde 2000, el 68,9% llevó la firma en el banquillo de cruyffistas radicales: Rijkaard (5), Guardiola (14) y Tito Vilanova (1). Los otros se los repartieron Martino (1) y Luis Enrique, que ya lleva ocho. “Tiene una ventaja. Le fiché yo”, bromeaba el mismo Cruyff sobre el asturiano. Luis Enrique acabó su contrato con el Madrid en junio de 1996. Para cuando anunció su fichaje, el holandés ya había sido despedido.

Cuando Núñez destituyó a Cruyff, empezó una carrera desatada por borrar sus huellas lo antes posible. Primero con Bobby Robson. Luego, con Van Gaal, un técnico reputadísimo y con el método Ajax por bandera, pero más robotizado y menos carismático. Van Gaal ganó dos Ligas pero se marchó con Núñez. Con Gaspart, en el nuevo milenio, festival de palos de ciego: Serra Ferrer, Rexach (distanciado ya de Cruyff), regreso fallido de Van Gaal… Hasta Toño de la Cruz como interino. Antic fue el último entrenador de la oscura era Gaspart. Cero títulos.

El cambio se produjo con Laporta. Íntimamente ligado a Cruyff desde la época del Elefant Blau, Johan le recomendó el fichaje de Rijkaard pese a su difícil relación cuando coincidieron en el Ajax. Laporta le sostuvo contra viento y marea (“resistir es vencer”) y el tiempo le dio la razón. Cuando su ciclo acabó, Laporta dudó: resultadismo (Mourinho a través de su amistad con Mendes) o cruyffismo. La apuesta por Guardiola resultó abrumadora: 14 títulos y una sucesión continuista con Tito Vilanova frustrada por su enfermedad. Martino, un volantazo para contentar a Messi, fue repuesto por Luis Enrique, el único ecléctico y no puro cruyffista que ha triunfado desde que un día de 1988 el holandés impuso un dogma de fe que todavía perdura y que, a juzgar por los acontecimientos, Valverde o Unzué deben continuar para triunfar.

Huellas en Unzué y Valverde

Casualidades de la vida, Juan Carlos Unzué y Ernesto Valverde, los dos principales candidatos a dirigir la próxima temporada el Barcelona, estuvieron las mismas temporadas a las órdenes de Cruyff en el Barça: 88-89 y 89-90. Los dos se fueron por falta de oportunidades justo antes de que empezara el ciclo ganador del Barça (1991-94). Pero es obvio que sus huellas quedaron en ellos. “Era duro, exigente, perfeccionista. Marcó a muchos de los entrenadores hoy en activo”, dijo de él Txingurri. El actual segundo entrenador de Luis Enrique también lo considera un pionero: “Nos enseñaba desde la práctica y no desde la teoría. Y entonces te convencía más rápido. Siempre se adelantaba a las cosas que podían pasar. Estaremos eternamente agradecidos”.

0 Comentarios

Normas Mostrar