Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Mundial
  • Serie A
  • Liga Chilena
  • Hoy en As
Liga Ascenso MX Apertura
FINALIZADO
Leones Leones LEO

2

Celaya Celaya CEL

0

Liga Mexicana - Apertura

El 1x1 del Barça: Messi el ángel, Busquets el demonio

ATLÉTICO 1 - BARCELONA 2

El 1x1 del Barça: Messi el ángel, Busquets el demonio

El 1x1 del Barça: Messi el ángel, Busquets el demonio

CHEMA DIAZ

DIARIO AS

El argentino volvió a aparecer en un momento decisivo. Luis Enrique, clave para bien en el cambio de sistema. El de Badia, la peor noticia. Pérdidas y la falta mortal del 1-1.

Inmóvil y sin soluciones otros días, Luis Enrique sale reforzado del Calderón. El Barça, medio muerto en París y ante el Leganés, se reinventó y, como en Leganés a principios de temporada, cambió el sistema para jugar con tres centrales. André Gomes, Rakitic y Jordi Alba fueron los damnificados de un nuevo dibujo en el que el Barça jugó en rombo, con un 3-4-3 al viejo estilo Cruyff aunque con un extremo falso, Rafinha, que se metió como un centrocampista más. Este fue el uno por uno del Barça en el Calderón.

Ter Stegen. Excelente. No pudo hacer nada en el gol y salvó varias acciones ante Griezmann. Por intuición en la primera parte (un centro que era medio gol) y por reflejos en la segunda (un disparo con la izquierda). Fue la pesadilla del francés al que también sacó un remate con la derecha desde fuera del área.

Piqué. Jugó algo desplazado hacia la banda por el cambio de sistema. Tuvo alguna pérdida importante, pero estuvo competitivo y salvó en el último minuto el 2-2 de Torres. Imprescindible para cualquier sistema. Líder del vestuario esta semana para retomar la moral

Umtiti. Tenía un test de nivel ante Griezmann y Gameiro y salió muy reforzado del mismo. Ganándose respeto entre la afición azulgrana, hasta participó en la jugada del 1-2. Agresivo, no evitó el cuerpo a cuerpo en ninguna jugada y se impuso. Jerarquía

Mathieu. Como si se motivase en partidos especiales, suele rendir en partidos de exigencia. Se fue lesionado por una entrada durísima de Correa. En todo estuvo aplicadísimo. En el corte, las carreras de Gameiro…

Busquets. Muy flojo. Acumuló una decena de pérdidas de balón. Cometió la falta mortal del 1-1 que recordó a la que hizo Arda a Marcelo el día del Clásico y pudo condenar al Barça. No está físicamente bien. Lento, ve pasar los jugadores como motos y su cerebro, privilegiado tantos años, tiene problemas ahora para pensar rápido. Necesita un descanso.

Iniesta. Intentó llevar el timón del equipo pero no está en un buen momento físico. No tiene esos ocho o diez metros de chispa para salir de la telaraña rival y en defensa sufrió jugando casi paralelo con Busquets. Los dos guardianes del estilo en el Barça están en crisis.

Sergi Roberto. Sin tener que tomar tantos riesgos atrás por su posición cuando el Barça atacaba, se pudo soltar de vez en cuando y cumplió en líneas generales.

Rafinha. Gran partido del brasileño. Con gol, otra vez, el sexto en la Liga (además lleva cuatro asistencias). Pierde algún balón de importancia porque abusa de la conducción pero está más fresco que Rakitic, es más competitivo que André Gomes y Denis Suárez y tiene más gol que todos. Le hace falta continuidad a él y atrevimiento a Luis Enrique para ponerlo.

Messi. Un ángel. Otra vez apareció donde hacía falta para marcar el 1-2. Messi hace su gol número 20 en el campeonato. Adiós tristeza, esta vez sí lo celebró. El argentino sufrió en la primera parte, donde tuvo poco el balón y aun así casi hace el 0-1 de falta directa. Topó con un buen Oblak. En la segunda parte empezó a recibir con más espacios por el cansancio y el desorden del Atlético. Como a él lo respetan y no le dan las patadas de Neymar, fabricó fútbol. Luego pisó el área e hizo el 1-2.

Neymar. Valiente. Cuando el Barça no era nada en el partido, se pidió el balón. Lo trasladó y le dio aire.

Luis Suárez. Gran partido. Provocó una falta clave que casi es 0-1, intervino en las jugadas del 0-1 y del 1-2 y demostró, como sus dos compañeros de delantera, orgullo y compromiso de equipo.

En la segunda parte comparecieron:

Digne. Por la lesión de Mathieu. Muy metido en el partido. No cometió errores y tuvo una buena salida de balón.

Rakitic. Correcto. Jugó de interior derecho. Se le ve pesado y con menos clarividencia de lo que es habitual pero demostró vergüenza torera y competitividad.

André Gomes. Perdió su sitio en el once. Salió pocos minutos, pero conservó bien el balón.

0 Comentarios

Normas Mostrar