Fútbol Internacional

¿Nueva moda? Jugaron vestidos de Argentina

El Atlético Tucumán dirigido por Pablo Hernán Lavallen jugó la clasificación a la Copa Libertadores frente a El Nacional de Ecuador. El técnico argentino reclamó los hechos.

Miami
0
¿Nueva moda? Jugaron vestidos de Argentina

Atlético Tucumán equipo que debuta en la Copa Libertadores de América, se clasificó a la tercera ronda clasificatoria del torneo usando los uniformes de la Selección Argentina, en un hecho que quedará para la historia del fútbol, pues su utilería no llegó al estadio junto con ellos.

El club argentino dirigido por Pablo Hernán Lavallen, ex futbolista del Atlas de México, decidió viajar a la ciudad de Ecuador el mismo día para enfrentarse a El Nacional de este país en la segunda ronda clasificatoria de la Copa Libertadores, lo que significaba un riesgo alto por cualquier tipo de inconveniente que se pudiera presentar para jugar el partido, lo cual terminó por suceder.

Al llegar a la ciudad de Guayaquil, el Atlético Tucumán se encontró con que las autoridades aeroportuarias no les permitían descender del avión por no contar con los permisos necesarios para transitar por cielos ecuatorianos, por lo que el equipo estuvo retenido en el aeropuerto por varias horas, por lo que no pudieron llegar a tiempo para llegar al estadio en Quito, lo que provocó que las autoridades de ambos países negociaran para que el plantel se trasladara de inmediato al estadio y pudieran llegar con retraso para jugar tan importante partido, pero viajaron sin utilería, por lo que la AFA tuvo que mandar uniformes de la Selección de Argentina al estadio para que estos pudieran jugar.

Al final del partido lo ganaron los argentinos 1-0 y se clasificaron a la tercera ronda clasificatoria frente a Junior de Barranquilla, pero su técnico al final del partido, no perdió la oportunidad de dejar en claro su molestia.

''Festejen con los jugadores, esto es todo de los jugadores, la verdad es que fue descarado lo que nos hicieron, nos pararon el avión en la pista, no se quién, pero alguien nos paró el avión dos horas, entramos a la cancha sin hacer calentamiento, nos estaban amenazando que si llegabamos no nos dejaban jugar el partido, ahi tienen, ¡Dios es justo eh, Dios es justo!'', dijo Pablo Hernán Lavallen.