El Barça aceptó ante el juez haber contactado con Neymar antes del período permitido

BARCELONA

El Barça aceptó ante el juez haber contactado con Neymar antes del período permitido

Neymar en su presentación.

GUSTAU NACARINO

REUTERS

El Santos utilizará esta declaración para reclamar ante la FIFA. El club catalán considera esa negociación como un contrato civil fuera de la legislación deportiva.

En el curso de las declaraciones que tanto Sandro Rosell como Josep Maria Bartomeu realizaron ante el juez Pablo Ruz durante el mes de julio de 2014 en relación al llamado Caso Neymar-1, ambos dirigentes reconocieron que el club blaugrana negoció con el futbolista mientras este tenía contrato en vigor con el Santos, circunstancia que está explícitamente prohibida por la FIFA.

Según la reglamentación del máximo organismo internacional, un club sólo puede ponerse en contacto con un jugador de otro equipo cuando el futbolista está en sus últimos seis meses de contrato. Tanto Rosell como Bartomeu reconocieron ante el juez que no sólo negociaron con Neymar cuando este tenía contrato en vigor con el Santos sino que además le pagaron 10 millones en concepto de adelanto el 6 de diciembre del 2011, pocos días antes de enfrentarse precisamente al Santos en la final del Mundial de Clubs de Japón.

A raíz de los extractos de las declaraciones de los dos directivos barcelonistas al juez Pablo Ruz durante el verano del 14 que ha difundido la cadena Globoesporte, se comprueba la preocupación del padre de Neymar para que este hecho no se sepa. Según declara Sandro Rosell “el padre de Neymar se mostró preocupado por si alguien se enteraba de este precontrato y nosotros le dijimos que trataremos que no se sepa y actuaremos con la máxima prudencia y cautela”.

La defensa del Barcelona en este aspecto se basa en que el precontrato entre Neymar y el Barcelona (el del adelanto de los 10 millones) fue un contrato civil de préstamo fuera de la legislación deportiva y por tanto fuera de la normativa FIFA y que en todo caso fue autorizado por Luis Alvaro de Oliveira, por aquel entonces presidente del Santos, que estaba al corriente de la operación. Oliveira murió el año 2016.

La directiva actual del Santos está en litigio con el Barcelona por esta negociación y criticó la manera de llevar el traspaso de su predecesor. Esta declaración de los dirigentes catalanes afirman que les servirá para reforzar su protesta ante la UEFA por la praxis que se llevó a cabo en la operación Neymar.

0 Comentarios

Normas Mostrar