Miami Dolphins

Ryan Tannehill no se ha roto los ligamentos de la rodilla

Los Miami Dolphins han recibido unas inesperadas buenas noticias en el examen de la lesión de su quarterback titular, que se queda en un esguince.

Ryan Tannehill no se ha roto los ligamentos de la rodilla
Rob Carr AFP

Ryan Tannehill, QB de los Miami Dolphins, tiene un fuerte esguince en los ligamentos de una de sus rodillas y no hay un periodo de tiempo estimado en el que pueda volver a jugar, pero sí es seguro que no estará en el campo la próxima semana. Dicho así no parece que sean buenas noticias y, sin embargo, son fabulosas para el jugador y para el equipo.

Tannehill se llevó un tremendo golpe ayer en el partido contra los Arizona Cardinals. Calais Campbell le cayó encima y le hizo mucho daño en la rodilla. De manera inmediata se vio que el QB se había lesionado y que no podría seguir jugando. Lo que vimos a partir de entonces fue a un cariacontecido Tannehill recibir el consuelo de sus compañeros de equipo, que parecían darle el pésame por el resto de la temporada 2016. Luego, por la noche, los Dolphins explicaron que sospechaban que su QB titular se había roto los ligamentos y que no volvería a jugar hasta, al menos, el inicio de la campaña 2017.

Pues no. Resulta que en las pruebas que se le han practicado hoy no se ha encontrado rotura alguna y todo va a quedar en un esguince. Fuerte, eso sí. Tannehill no requiere cirugía. Aunque no se ha dado ningún periodo de recuperación, como ya he dicho, las estimaciones y especulaciones hablan de entre dos y cuatro semanas de baja, lo que podría hacer que el QB tuviese alguna opción de jugar en playoff.

Y digo lo de los playoffs porque, ahora mismo, los Dolphins tienen un récord de 8-5, lo que les tiene empatados con los Denver Broncos en el último puesto que da acceso a la postemporada en la AFC.

El equipo de Miami tendrá que jugarse esa entrada en los playoffs con Matt Moore, reserva de Tannehill, a los mandos del ataque. Confiar en un QB suplente nunca es una situación ideal, pero con el juego de carrera y la defensa que han desarrollado en la segunda parte de la temporada, la ilusión por arrancar un par de victorias en las tres jornadas que restan de campaña regular no puede venirse abajo y, quién sabe, quizás podamos volver a ver jugar a Tannehill este mismo curso.