Detroit Lions

Matthew Stafford jugará a pesar de su lesión de dedo

El quarterback de los Detorit Lions no se perderá ningún partido por su actual lesión en la mano. Estará en el campo con un guante para protegerse.

Matthew Stafford jugará a pesar de su lesión de dedo
Leon Halip AFP

Matthew Stafford no se perderá ningún partido, ningún snap por su actual lesión en la mano. Así lo ha anunciado el entrenador de los Detroit Lions, Jim Caldwell.

Todas las alarmas se dispararon en el equipo de Michigan cuando su quarterback titular se dislocó un dedo de su mano derecha, con la que lanza, en el partido de ayer frente a los Chicago Bears. Fue en el primer cuarto y tras un contacto, pleno de mala fortuna, con Leonard Floyd, el buen pass rusher de los Bears.

Con visibles gestos de dolor, Stafford jugó el resto del partido con un guante y con notable incomodidad. Podría parecer que pasado el caliente, y con el bajón subsiguiente de adrenalina, habría dudas sobre si el jugador iba a estar en lo que resta de temporada en el campo. Pero lo cierto es que esa opción nunca ha estado sobre la mesa: Stafford sabe que está, ahora mismo, en el mejor momento de su carrera, y en el mejor de la franquicia desde hace eones, como para quedarse paralizado por un dedo. Eso no va a ocurrir.

Y es que los Lions no ganan su propia división desde el año 1993, que se dice pronto, y mantienen dos partidos de ventaja frente a los Minnesota Vikings y los Green Bay Packers a falta de tres jornadas, por lo que acarician con la punta de los dedos, admitanme la broma, un hecho que en Detroit tiene marchamo de histórico.

Además, cualquiera que haya visto el calendario sabe que el equipo no tiene gran oportunidad sin su QB. Les esperan dos viajes seguidos a jugar contra los Giants y los Cowboys y reciben, en la jornada final, a los Packers en lo que es el trío de encuentros más complicados de su temporada con gran diferencia sobre el resto del año, donde apenas se han enfrentado a equipos verdaderamente élite.

Matthew Stafford está teniendo una temporada soberbia. Ha completado el 66,7% de los pases, con 22 touchdowns y 7 intercepciones sumando 3447 yardas aéreas. Es parte esencial de que los Detroit Lions vayan 9-4 en el récord de victorias y derrotas, y ha de ser parte esencial en lo que suceda en los tres partidos finales de la temporada regular y, si todo va como hasta ahora, en los playoffs. Con el dedo bien o con el dedo mal, que eso pasa a ser irrelevante desde ya.