ÁRBITROS NFL

El Deflategate hace 'acto de presencia' en Nueva York

Eli Apple protagonizó la polémica por la presión de los balones utilizados en el Giants-Steelers aunque la NFL ha decidido quitar hierro al asunto.

Eli Apple, aquí interceptando un pase de Ben Roethlisberger, fue el protagonista imprevisto de la polémica del New York Giants-Pittsburgh Steelers.
Charles LeClaire USA Today Sports

La NFL todavía no ha terminado de digerir del todo el Deflategate del año pasado, que contribuyó a que el fútbol americano estuviese en primera plana informativa aunque ya la temporada hubiera acabado, y de alguna manera manchó la credibilidad tanto deportiva como ética del quarterback estrella de los Patriots Tom Brady… y esta semana hemos estado a punto de empezar de nuevo, con diferentes protagonistas.

Ha salido a la luz que el cornerback de los Giants Eli Apple recogió algunos de los balones del encuentro que les enfrentó a los Steelers, y por cierto perdieron… para que fueran pesados, y al parecer no llegaron al mínimo legal requerido…

El equipo del referee Terry McAulay asignado al encuentro, verificó antes del mismo los balones, y declaró que estaban conforme al Reglamento. Además la NFL también establece controles aleatorios durante el descanso y al final de los partidos. Sería muy extraño que los equipos se arriesgaran a cambiar los balones a mitad de partido, sobre todo teniendo en cuenta que la Liga está al acecho de estas prácticas, sea como fuere, el portavoz de la NFL Brian McCarthy ha salido al paso de los rumores diciendo que los balones estaban en conformidad con el Reglamento y que no ha existido una reclamación formal por parte de los Giants.

Lo cierto de esta historia es que la información se ha filtrado a la prensa, y solo decir la palabra Deflategate ya convierte la noticia en viral, por lo que desde la NFL han apagado el fuego tan rápido como han podido, que ya se quemó mucho bosque el año pasado…

Cambiando de tema, esta semana casi hemos tenido un caso de simultaneous catch, lo que es rarísimo… sobre todo teniendo en cuenta lo enrevesada que es la regla del catch en la NFL… se ha producido a falta de algo más de seis minutos del final del primer cuarto del encuentro entre los Dolphins y los Cardinals. La jugada comienza con un pase del quarterback de Miami Ryan Tannehill hacia su receiver Kenny Stills, éste atrapa el balón conjuntamente con el safety de Arizona Marcus Cooper… con la ayuda del video arbitraje se pudo ver que Cooper había llegado al balón un poco antes y esto es lo que el referee Jerome Boger anuncia con su micrófono… dos cosas a tener en cuenta; lo que determina la posesión no es quién conserva el balón finalmente, si no quién llega a él antes y completa el catch, aunque termine el proceso conjuntamente con el rival… lo segundo que quiero aclarar es que Marcus Cooper hubiera perdido la intercepción, si pierde el control del balón durante cualquier momento del proceso del catch… por otro lado, si se hubiera decidido que el catch es simultáneo, los Dolphins hubieran conservado la posesión, ya que la regla determina que el balón permanece en el equipo atacante.

Esta semana hemos asistido a uno de los fallos arbitrales más flagrantes de este año, se ha producido en el encuentro entre los Lions y los Bears, y no ha tenido mucha repercusión porque se ha producido al principio del partido, y el equipo que ha sufrido el fallo ha acabado ganando el duelo… pero la acción va a tener consecuencias en las notaciones del umpire Shawn Smith del equipo de Jeff Triplette.

Se produjo a falta de algo menos de ocho minutos del final del segundo cuarto, después de una gran jugada de carrera de Detroit que le hacía avanzar 14 yardas. El equipo de Jeff Triplette penalizó a los Lions con 10 yardas por uso ilegal de las manos del center Graham Glasgow de Detroit contra el tackle Eddie Goldman de Chicago … pero en las repeticiones televisivas se aprecia perfectamente que quién empuja con sus manos en el casco del contrario es Goldman y no al revés… esta falta de concentración no es de recibo en la NFL… no solo Shawn Smith no ve bien la jugada, si no que la sanciona al revés… es decir comete dos fallos arbitrales graves en una sola acción… no me quiero ni imaginar lo que hubiera pasado, si esto se hubiera producido en una jugada clave de algún partido de playoffs