Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Sudamericana

5 motivos del no-fichaje de Edwin Encarnación

AGENCIA LIBRE

5 motivos del no-fichaje de Edwin Encarnación

Aunque sea una sorpresa, lo cierto es que Edwin Encarnación no ha encontrado todavía equipo de cara a 2017.

Getty Images

El bateador más laureado de la actual agencia libre no ha encontrado destino e intentamos averiguar las razones de su situación actual.

Cuando se inició el período de la agencia libre de cara a la temporada 2017, había una certeza absoluta respecto al grupo que podía firmar con cualquiera de los treinta equipos de las Grandes Ligas y es que Edwin Encarnación solucionaría la necesidad de un bate tremendo en el corazón de cualquier ataque y que su próximo contrato iba a hacer justicia a la figura de un jugador que ha estado casi siempre por debajo del radar (cosas del jugar al otro lado de la frontera en los Toronto Blue Jays) y que había sido remunerado de forma escasa acorde a sus indudables talentos en el cajón de bateadores.

Cuando nos encontramos a 12 de diciembre de 2016, ni Edwin Encarnación liderará a ningún turno de bateo de cara al año que viene y, por supuesto, no se ha convertido en un jugador muy rico en una sucesión de acontecimientos cuanto menos, extraña.

Y es que cuando estamos hablando del mejor bate que había disponible en la agencia libre, resulta paradójico que el segundo jugador que más home runs ha conseguido en las últimas cinco temporadas, con 34 de media y 42 en 2016. Pero del home run no sólo vive el hombre, el entrenador, el GM, el equipo o el aficionado. Ese swing tan productivo le ha reportado 550 carreras impulsadas en el mismo período de tiempo, desde que se hizo con la titularidad en Toronto de forma definitiva en 2012 a los 29 años.

En definitiva, uno de esos bates que no pueden dejarse pasar, a pesar de disputar 2017 con 34 años de edad cumplidos el 7 de enero.

Por este motivo, debemos averiguar las razones por las que Edwin todavía no ha firmado, circunstancia que ocurrirá más tarde o más temprano y con un contrato muy lucrativo, aunque quizás por debajo de lo que esperaban tanto su agente como él mismo.

La presencia de la oferta calificada

Esta será la última offseason en la que los agentes libres premium tendrán la losa de contar con la oferta calificada o qualifying offer, ese contrato por un año que les ofrece el club en el que han militado durante el año anterior y cuyo rechazo supone renunciar a un salario de 17 millones de dólares por la temporada siguiente y, lo más importante, la pérdida de una primera ronda. Los clubes son cada vez más reacios a renunciar a esto último, valorándose en no pocos millones de dólares. Para las próximas campañas, la compensación al anterior club será menos y jamás al mismo nivel que esa elección. Además, no se podrá recurrir a la oferta calificada en temporadas consecutivas. Y no, resulta complicado ver a cualquier equipo que le haga un contrato de un año (o varios con cláusula de escape) porque seguiría perdiendo esa primera ronda.

La negativa a dar contratos largos

Esto va unido a lo anterior y es que las franquicias se están pensando muchísimo ofrecer muchos años (y millones de dólares) a jugadores que ya están en la treintena desde hace tiempo, al contrario de lo que ocurría hace no demasiado tiempo. No obstante, sólo necesitas a una franquicia que se ponga nerviosa y que haga saltar el mercado… pero eso no ha ocurrido todavía.

La mala lectura del mercado

A pesar de ser un bate prodigioso y el elegido a ojos de David Ortiz para sucederle en Boston, los bateadores designados que cobren por encima de los 15 o 16 millones de dólares, que era lo que venía ganando Big Papi por Fenway Park. Al mismo tiempo, Edwin firmó un contrato muy ventajoso para los Blue Jays, uno que le garantizó su futuro, aunque estaba muy por debajo del mercado. Las ganas de acabar con esa injusticia pueden haber jugado en su contra, rechazando primero la oferta que le hicieron en Toronto de 80 millones en cuatro años (desde entonces, los Blue Jays firmaron a Kendrys Morales para sustituirle) y las peticiones de 125 millones de 5 años. Su mercado sigue siendo un enigma.

Las puertas que ya se han cerrado

Cuando se inició la agencia libre, se pensaba que no pocos equipos con mucho poderío económico podían sentirse atraídos por Edwin a pesar de su edad, tremendo contrato y la pérdida de una primera ronda. Desde entonces, los Blue Jays, Red Sox, Yankees, Astros, o Rockies han optado por otras alternativas, dejando a Encarnación sin lo fundamental para obtener un contrato muy lucrativo, que haya muchos equipos luchando por hacerse con sus servicios. En la actualidad, sólo los Indians o los Rangers parecen candidatos claros, a no ser que otros equipos hagan alguna operación para abrir una vacante y encontrar los fondos necesarios, sin descartar a los Seattle Mariners si quieren lanzarse definitivamente a la piscina.

Numerosas alternativas al rol de primera base/bateador designado

Si ha habido algo desafortunado para que se concretaran las ofertas para Edwin han sido la presencia de muchos jugadores que se ajustan a ese papel de primera base o bateador designado. Mark Trumbo, José Bautista, Chris Carter, Matt Holliday, Mike Napoli, Mitch Moreland han sido algunas de las distintas opciones que había en el mercado, algunas quizás no tan extraordinarias como la del dominicano, pero seguro que mucho más económicas.

0 Comentarios

Normas Mostrar