Copa Libertadores

Las cinco razones por los que es un acierto que México deje de participar en la Libertadores

No todo es negativo al salir de la Copa Libertadores, si se cumplen lo que algunos directivos han esbozado con la Supercopa Norteamericana, todo mejorará.

Crear la Supercopa Norteamericana

Jorge Vergara revelaba hace unas semanas a AS.com la idea de crear la Supercopa Norteamericana, lo que supondría un gran avance en muchos aspectos la innovación y fundación de nuevo torneo internacional de la Concacaf, aunque enfocado en las dos potencias de la zona. Por lo que con la salida de la Conmebol, se dan los espacios en el calendario para que ésta se pueda realizar y generar nuevos réditos para el fútbol mexicano.

Se pueden mejorar los ingresos

En la Copa Libertadores, México generaba cerca del 40% de ingresos por patrocinios al torneo y los clubes nacionales sólo recibían una cifra cercana al 3%. Por lo que salir de la Copa Libertadores y crear la Supercopa Norteamericana haría que ese mismo dinero de patrocinio se lleve a esta nueva competición y se obtenga un porcentaje mucho mayor en ingresos, por lo que es mucho más conveniente haber salido...siempre y cuando sí se cree este nuevo torneo en conjunto con la MLS.

Darse su lugar

Los equipos mexicanos siempre se quejaron de que en Sudamérica eran maltratados; que no se les daba su lugar; que no les permitían jugar la final de vuelta en casa, cuando se lo habían ganado en cancha; que el arbitraje les perjudicaba y que no era 'ganancia' participar en el torneo. Por lo que salirse de la competición es demostrar 'amor propio' y darse su lugar después de casi dos décadas, siempre y cuando no permiten que la MLS los vuelva a tratar así en esta nueva competencia.

Mejorar relaciones Internacionales

Juntarse con Estados Unidos en un nuevo torneo significa mejorar relaciones comerciales, administrativas y en desarrollo de marca, como ocurre con todos los deportes estadounidenses. Pero no es lo único, ya que Estados Unidos se ha vuelto un socio importante de Europa, a tal punto de que ya se planea jugar la final de una Champions League en Nueva York, por lo que asociarse con Estados Unidos en esta nueva Supercopa Norteamericana, podría traer como resultados que México también logre alianzas con Europa y haya una relación directa con la UEFA y clubes en el viejo continente.

Deshacerse de un compromiso

Finalmente, la última razón por lo que es un acierto salirse de la Copa Libertadores es que para muchos equipos este torneo significaba un compromiso que no podían cumplir. No tenían dinero para reforzarse lo suficiente, tenían que 'botar' la Liga MX y los traslados significan una pesadilla más que una motivación. Mientras que para los equipos que sí querían competir por lograr la Copa Libertadores también había una piedra de tope: se les juntaba la liguilla del Clausura con la fase de eliminación directa en el torneo sudamericano. Al final, México se deshace de un compromiso al que ya no quería estar sujeto.