MOTOGP | GP DE VALENCIA

La señora quiere denunciar a Rossi, que le pide disculpas

"Me disculpo con la señora y espero que esté bien. Para mí es muy difícil vivir en el paddock y en Valencia la situación es incontrolable", dice.

La señora quiere denunciar a Rossi, que le pide disculpas

El vídeo de la aficionada en el paddock del Ricardo Tormo que Rossi se quita de encima con una patada y un empujón ha sido ya visto por el propio Valentino y por la propia víctima, cuyo nombre es Ana Cabanillas Vázquez, del Puerto de Santa María que pretende denunciar al de Yamaha por lo sucedido. Así se lo ha comunicado la gaditana a este diario antes de saber que El Doctor ha hablado del lance en una rueda de prensa en la que se ha excusado con ella varias veces.

"Estaba haciéndome unas fotos con unos amigos y en un momento dado no sé de dónde salió Valentino, que se ve que me dio una patada, un empujón y un codazo.Yo no sabía lo que había pasado hasta que no me giré. Me ha hecho un moratón y voy a ir a hacer un parte médico porque le quiero denunciar", asegura Ana Cabanillas a este diario, al que ha parado en medio del paddock enfundada en su camiseta de Márquez para contar lo que la ha pasado. Y al preguntarla si no creía que podía haber sucedido todo por estar ella mal situada en el paddock, dice: "No, porque yo ni sabía que estaba él. Estaba con unos amigos haciéndonos un selfie, para que salieran los camiones, y en ese momento apareció sin saber de dónde y ni siquiera tocó el pito para avisar de que le diéramos el paso. Lo vamos a denunciar con todas las pruebas y vídeos que hay por las redes sociales".

La historia es de traca y da mucha pereza tener que escribir de ello. Ahí va el punto de vista de Rossi de lo sucedido: "En el vídeo sólo se ve la última parte y no lo que pasa antes, pero lo primero que debo decir es pedir disculpas a la señora. Espero que esté bien. Para mí, realmente, es muy difícil vivir en el paddock y en Valencia es una situación incontrolable. Cuando salgo de mi camión para llegar al box, estoy rodeado de gente, algunos me intentan robar la gorra o me frenan la moto para hacer una foto. Esta vez, había un montón de personas que me estaban llamando y esta señora se estaba haciendo un sefie y me ha frenado, con lo que he tenido miedo por mi integridad. Cuando trabajamos tenemos muchos problemas y sería bueno reducir alguna parte del paddock en la que no tuviéramos que luchar con todos. Valencia es así, lo que también lo hace bonito por tener tantos aficionados. Al final, le pido disculpas a la señora".