Competición
  • Amistosos
  • Liga Chilena
Amistosos
Marruecos Marruecos MAR

-

Gabón Gabón GAB

-

Bolivia Bolivia BOL

-

Haití Haití HAI

-

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Brasil

5' Fernandinho

24' Coutinho

45' Neymar

47' Marcelo

58' Paulinho

81' Sale Gabriel Jesus entra Roberto Firmino

84' Sale Coutinho entra Douglas Costa

86' Sale Miranda entra Thiago Silva

Argentina

45' Sale Enzo Pérez entra Aguero

55' Ramiro Funes Mori

62' Otamendi

70' Sale Di María entra Correa

83' Biglia

BRASIL-ARGENTINA

Neymar causa la debacle argentina de Lionel Messi

El 10 de Brasil marcó un gol, dio el pase para otro y remató un balón al palo. Lideró una actuación de gala de su canarinha ante una pobre Argentina que sigue fuera de Rusia 2018.

Neymar causa la debacle argentina de Lionel Messi
Pedro Vilela Getty Images

Messi lo intentó como pudo, pero en la vida real los genios no hacen milagros. En una Argentina desangelada, el delantero del Barcelona no pudo con una Brasil en estado de gracia. Sólida en defensa y letal en ataque con un inspiradísimo Neymar, la canarinha pasó como una apisonadora por encima de la albiceleste y logró la quinta victoria seguida desde la llegada de Tite como seleccionador. El 10 de Brasil marcó un gol, dio pase para otro y dio un balón al palo. Lideró una actuación de gala de su verde e amarela, que suma 24 puntos y es líder de las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018. Argentina sigue sexta con 16 puntos y, a día de hoy, estaría fuera del Mundial.

Es impresionante el cambio al que ha pasado Brasil de la mano de Tite. El entrenador ha resucitado a un equipo que hace menos de seis meses salió humillado de la Copa América Centenario, eliminado en la fase de grupos por Perú. Ya la Argentina de Bauza parece estar en arenas movedizas. Cuanto más pelea, más se hunde. Y ya no vale la excusa de que no estaba Messi. El Diez estuvo e hizo muy poco. Quizá al principio. Pero desapareció como todos sus compañeros tras el primer gol de Brasil, que salió en el minuto 24 con una jugada de genio de Coutinho.

El mediapunta del Liverpool recibió un pase al hueco perfecto de Neymar en la banda izquierda y arrancó en diagonal como le gusta a él. Dejó Otamendi a verlas venir y soltó una bomba imparable en la escuadra de Romero. Golazo del mejor jugador de la temporada de la Premier League.

Argentina, presionada, salió al ataque y tuvo una oportunidad de oro con Messi a los 35. Marquinhos se equivocó en salida de pelota y la regaló a Messi, que tuvo que ser parado con falta por Miranda a medio metro de la línea del área. El Diez tiró en la barrera.

Brasil se cerró atrás y pasó a utilizar la velocidad y juventud de sus delanteros para jugar a la contra. Y a los 37 el palo evitó el segundo. Neymar arrancó por la banda derecha, se fue como quiso de Mascherano y, casi en el área chica, remató al poste izquierdo de la portería de Romero.

Prenuncio de lo que iba a venir al borde del descanso. Contra de Brasil a los 45 de la primera parte y la defensa de Argentina totalmente abierta. Gabriel Jesus dominó ante a Otamendi y le dio un pase al hueco a Neymar que arrancó en la espalda de la defensa, entró en el área y remató en la salida de Romero. El segundo de Brasil y Argentina en el infierno.

Bauza volvió del vestuario con el Kun Agüero en el sitio de Enzo Pérez y el cambio expuso todavía más la debilidad defensiva y el desorden táctico de Argentina. Brasil tenía todo el espacio del mundo en los huecos enormes que existían en las bandas y entre el centro del campo y la defensa argentina. Gabriel Jesus, Neymar y Coutinho arracanban en velocidad y sólo eran frenados con faltas.

Funes-Mori rozó la roja directa tras una patada criminal a Neymar y Otamendi también recibió una amarilla por falta dura en Gabriel Jesus.

Pero la violencia no fue capaz de parar a la artillería pesada brasileña. Paulinho recibió pase en el minuto 54, regateó a Romero y remató con la portería vacía, pero Zabaleta sacó la pelota encima de la línea.

Pero Paulinho se redimió 4 minutos después, cuando marcó el tercero después de buena jugada de Renato Augusto por la derecha, que centró para el centrocampista soltar la bomba sin chances para Romero.

La segunda parte fue un monólogo brasileño, que perdió al menos cuatro oportunidades de ampliar el marcador.

Al final, fiesta brasileña en un Mineirão que volvió a sonreír. La Canarinha le ha regalado una victoria aplastante ante a los grandes rivales a la afición que hace dos años sufrió en la piel el dolor del 1-7 ante Alemania.

Argentina ahora tiene otro de vida o muerte en casa contra Colombia, rival directo por uno de los cuatro puestos sudamericanos en el Mundial.