Temas del día Más temas

MÁS FÚTBOL USA

One Touch promete mejorar el fútbol base de Estados Unidos

One Touch es una academia de entrenadores de fútbol en USA, cuya misión es mejorar la calidad de los entrenadores en el país para que el fútbol estadounidense llegue a la élite.

One Touch promete mejorar el fútbol base de Estados Unidos

El interés por el fútbol en Estados Unidos crece cada día. Millones de niños y niñas practican el deporte y las ligas principales del país (Major League Soccer, North American Soccer League y United Soccer League) tienen cada vez más aficionados. Pero a pesar del crecimiento del deporte, la calidad del fútbol base sigue dejando mucho que desear.

“Si el fútbol en Estados Unidos quiere crecer, debe ser desde la base”, explicó Alexis Urueña, entrenador y profesor en One Touch Soccer Coach Academy a AS. “Los jugadores aquí tienen buenas cualidades, pero igualmente están un poco perdidos en el mundo del fútbol”.

One Touch es una academia de entrenadores de fútbol en Estados Unidos, cuya misión es mejorar la calidad de los entrenadores en el país para que el fútbol estadounidense llegue a la élite. El estadounidense Stelian Baban, el CEO de la academia, tuvo la idea de crear One Touch mientras estudiaba en España.

“Vamos a dar la oportunidad a nuestros entrenadores para que ellos puedan cumplir sus sueños americanos”.

Alexis Urueña

“Fui a la Academia Nacional de Entrenadores de España y ahí obtuve mi licencia de entrenador”, explicó Baban, 32 años, a AS. “Me encantó y quise hacer algo similar para ofrecerlo al público estadounidense”.

Baban terminó su carrera en la academia, convirtiéndose en el primer estadounidense en hacerlo, y empezó a trabajar para el equipo juvenil del Rayo Vallecano.

“Mientras entrenaba al equipo juvenil del Rayo, intenté crear One Touch, pero era muy difícil hacerlo en el extranjero. Tuve que rechazar ofertas del Atlético de Madrid y Arsenal para volver a Estados Unidos con la misión de mejorar su fútbol”, dijo Baban.

Ya de vuelta en Estados Unidos, y con un inversionista, Baban empezó a traer entrenadores de España a la sede de One Touch en Newark, Nueva Jersey. Urueña, 26 años, es uno de ellos.

“Salió la oportunidad de venirme aquí a Estados Unidos y yo encantado. Es cierto que tuve que renunciar al fútbol de España. Estaba jugando en Tercera División, pero no me arrepiento de nada”, dijo Urueña.

Urueña lleva poco tiempo en Estados Unidos, pero ya ha notado las diferencias entre el fútbol estadounidense y el español.

“Lo que estamos viendo es que aquí se trabaja mucho más el físico que el tema táctico”, dijo. “La parte técnica y táctica es un punto a mejorar para los americanos”.

Estados Unidos ya tiene algunas de las mejores instalaciones deportivas del mundo, pero Baban piensa que el fútbol del país no mejorará hasta que los entrenadores estadounidenses sean mejores.

“Ves a Estados Unidos invirtiendo en tantas instalaciones—que es bueno—, pero si no inviertes en los entrenadores, o profesores, los jugadores, o estudiantes, nunca van a aprender”, dijo Baban. “En España, y Europa, entrenar es una carrera [de cuatro años], pero aquí es más como un pasatiempo. La Federación Estadounidense de Fútbol hace un buen trabajo, tiene buenas intenciones y quiere mejor el fútbol en el país, pero creo que las personas andan buscando información y una buena formación más que un curso de fin de semana”, explicó Baban.

De momento, One Touch solo tiene sede en Nueva Jersey, pero el plan de Baban es cubrir al país entero dentro de seis años.

“Queremos tener todo Estados Unidos cubierto en cinco a seis años [en seis ciudades principales]. El año que viene, tenemos pensado abrir una sede en Miami”, dijo Baban. “Haciendo esto, podremos enseñar varias metodologías del fútbol aquí en Estados Unidos”.

One Touch lleva poco tiempo en Estados Unidos, pero están seguros que mejorarán al fútbol del país.

“Podemos ayudar a las personas aquí en Estados Unidos que quieren ser entrenadores”, dijo Urueña. “Vamos a dar la oportunidad a nuestros entrenadores para que ellos puedan cumplir sus sueños americanos”.