MOTOGP | GP DE MALASIA

Terrible celebración de Malasia por la caída de Marc Márquez

El público, que había disfrutado con el quinto de Syahrin en Moto2, jaleó la caída de Marc y también pitó a Lorenzo.

Bochornosa celebración malaya por la caída de Márquez.
Movistar MotoGP

No fueron todos, porque también había mucho aficionado vestido de rojo entre la marea amarilla que arrastró Rossi hasta las gradas de Sepang, pero sí que muchísimos y su actitud resultó bochornosa. Desde que pasó lo que pasó el año pasado en esta pista entre Rossi y Márquez, con el italiano tirando al español después de que éste le plantara una batalla que el otro consideraba innecesaria, nos habíamos acostumbrado a oír pitos en algunos circuitos, pero no a ver festejar en masa la caída de un piloto. Así es como han reaccionado un elevadísimo número de seguidores, por llamarlos de alguna manera, al ver irse al suelo al del Repsol Honda. La mayoría, huelga decirlo, iban de amarillo.

Durante las presentaciones de los pilotos y los planos personalizados de cada uno en las pantallas gigantes ya se habían oído pitos, solamente para Márquez y Lorenzo, y ovaciones atronadoras cada vez que efocaban a Rossi. Eso no era nuevo, pero lo de celebrar la caída de Márquez como si fuera el gol de la final de un Mundial de tu selección, no tiene nombre. Randy Mamola, que estaba a pie de podio siguiendo una ceremonia en la que se volvió a pitar a Lorenzo, decía desolado que "esto me duele en el corazón porque va contra el deporte que yo amo y la única persona que podría frenarlo es Rossi".

El público malayo había vibrado a tope con la actuación de sus pilotos en Moto2, donde Hafizh Syahrin, el pescado, les deleitó con una vibrante quinta plaza. Sin embargo, en MotoGP, quedó retratado con una actitud indigna de este deporte.