POLÉMICA EN EL YOGA

'Mats' de cuero para enfadar a yoguis y veganos

Cedric Yau, un empresario elitista ha conseguido enfadar a yoguis y veganos, ¿el motivo? Fabricar 'mats' de cuero y venderlas a más de mil dólares.

Cedric Yau, un empresario elitista ha conseguido enfadar a yoguis y veganos, ¿el motivo? Fabricar unas esterillas de cuero y venderlas a más de mil dólares.

Yoguis y veganos han puesto el grito en el cielo porque consideran una falta de respeto utilizar animales para comercializar esterillas, además de que una esterilla convencional  cuesta 20 dólares y las del Cedric más de 1000 dólares.

Para entender más este conflicto, As.com se puso en contacto con Ricardo Robledo, un yogui con más de 20 años de experiencia: “En India, tradicionalmente, el Yogui meditaba sobre pieles de animales. De hecho, nada menos que Yuteswar lo hacía sobre la piel de un leopardo aunque su favorita era de León.

El uso de esas pieles tiene un contexto: en India en esa época había animales que en determinados momentos atacaban a los ganados o la población. Entonces cuando un tigre bengala o león estaba haciendo el mal, la gente del pueblo pedía que el yogui que intercediera por ellos antes los dioses. Entonces cuando los habitantes conseguían darle le llevaban esa piel. Él luego la utilizaba para meditar. Esas pieles aislaban al Yogui de las corrientes telúricas. Sin embargo, otra cosa es matar a cientos de animales para convertirlo en un artículo de moda o cool, nada más lejos de esta filosofía de vida”.

Cedric se define como un “especulador y liberador de la información” y le da completamente igual que le critiquen por su nueva creación: “Hay una gran cantidad de personas que miran el yoga como una forma de ejercicio e ignoran totalmente los aspectos espirituales. Se podría llamar a esto la comunidad de yoga secular. No estamos mirando la perspectiva de los vegetarianos o los veganos”, asegura Yau en una entrevista a “The Guardian”.

El yoga es una disciplina barata. No requiere una gran inversión, como mucho una esterilla puede costar 40 dólares e incluso se puede practicar yoga sin ella. Sin embargo, Cedric las vende a más de 1.000 dólares y su argumento es que las suyas son mejores: "cuando llegué a  EE.UU. pasé un par de semanas probando un montón de diferentes esterillas” después de eso Cedric decidió crear esterillas fabricadas con la misma piel que se hacen los balones de la NFL, simplemente para la gente que tenga dinero.