40 AÑOS DEL DEBUT DE HUGO SÁNCHEZ

Hugo Sánchez: "¿40 años desde mi debut? Es una alucinación"

El Pentapichichi conversó con AS.com en relación a los 40 años de su debut y repasó su carrera; sus inicios, sus ambiciones y reconoció que se quedó con hambre de dos grandes títulos.

Hugo Sánchez: "¿40 años desde mi debut? Es una alucinación"

Cuatro décadas han transcurrido desde el 23 de octubre de 1976 y Hugo Sánchez no puede creer que haya pasado tanto tiempo desde que se convirtió en futbolista profesional, ese sueño que siempre tuvo al ver a sus hermanos en un terreno de juego. Hugo sabía que no sería fácil, pero era su único sueño y ahora lo recuerda con emoción y nostalgia.

"Es una alucinación, 40 años es toda una vida y siento como si hubiera sido hace cuatro meses. Decir 40 años nos hace reflexionar que la vida pasa rápido, pero realmente se han hecho muchas cosas. Lo recuerdo con mucha satisfacción, con mucha alegría, con mucha felicidad. Fue como visitante contra la Universidad de Nuevo León, los Tigres, un partido que anhelaba desde hace mucho tiempo, desde que era niño, porque desde los 11 años comencé en las fuerzas básicas de Pumas y quería ser profesional como mis hermanos, Héctor y Horacio, mis referencias, uno era medio ofensivo y otro portero, les tenía mucha envidia porque yo también quería ser profesional", comienza diciendo para AS México.

Hugol, además recuerda que pese a que quería ser jugador profesional, también deseaba asistir a unos Juegos Olímpicos, por los que sus dos sueños -hasta ese entonces- se contraponían. "Héctor fue a los Juegos Olímpicos del 72, en Munich y yo también quería jugar en unos. En ese tiempo no podían jugar profesionales en los Olímpicos y yo decía: '¡Uf!, quiero ser profesional pero me tengo que esperar a que terminen los Juegos Olímpicos'. Como no tenía urgencia, ni necesidad ni prisa, decidí esperar", reconoce.

Pero pese a la experiencia obtenida en su proceso olímpico, no le fue fácil debutar en los Pumas de Marik, pero Sánchez no olvida por nada ese momento que para él estuvo rodeado de felicidad. "Mi etapa con la Selección Olímpica fueron 80 partidos internacionales y cuando regresé de los Juegos Olímpicos del 76' comencé a 'chupar banca', porque a Jorge Marik, húngaro (DT de Pumas), no le fue suficiente que yo hubiera ido a Juegos Olímpicos y me dijo: 'Tienes que ganarte el puesto'. Entonces tuve que tener paciencia hasta que ese 23 de octubre, me metieron en el segundo tiempo con el partido 0-0 y ya me sentía finalmente profesional. Tuve la oportunidad de darle el pase para gol a Cabinho. Debutar, dar el pase para gol y ganar, fue una felicidad tremenda, el inicio de mi trayectoria profesional y nunca lo voy a olvidar".

La ambición de Hugo siempre fue grande, reconoce que desde los 15 años quiso jugar en Europa, aún cuando pocos mexicanos lo habían hecho, y se siente satisfecho de haberlo logrado. "Cuando hermano Horacio fue a los Juegos Olímpicos del 72 yo dije: 'Quiero conocer el mundo, quiero conocer cómo se vive en otros países'. Entonces, cuando estuve en la Selección Olímpica, a unos meses de cumplir 15 años, al poco tiempo tuve la oportunidad de viajar a mi primer torneo internacional, en Estados Unidos, y luego fuimos a Cannes; fue mi primer viaje a Europa. Hacer escala en España, Italia, conocer el ambiente europeo, los coches, las motos, saber que los mejores futbolistas jugaban allá, sobre todo en España, me gustó tanto, que dije: 'Yo quiero jugara acá', y luego regresé, 74, 75, 76, a Toulon, luego amistosos en Portugal, a Viareggio y ahí, a los 15 años, me lo propuse: 'Tengo que jugar acá'. Aunque sabía que primero tenía que destacar en México, ser el mejor en México, luego en Concacaf, convertirme en uno de los mejores jugadores del continente americano para ir a España y jugar en equipos importantes, con los mejores jugadores del futbol europeo y no paré hasta conseguirlo. Esa es mi historia, el motivo del porqué quise ir a Europa".

Las decepciones de Hugo

Aunque el 'Pentapichichi' logró muchos títulos personales y colectivos en su carrera, hay dos que lamenta no haber obtenido: la Champions League y un Mundial con la Sección Mexicana."En el Real Madrid me faltó ganar la Copa de Europa, no era una obsesión para mis compañeros, pero por prestigio del club era necesario y conveniente, no la ganamos porque no era como ahora, una liguillas, antes era con eliminatoria directa y una mala tarde y te quedabas fuera. Tristemente no la ganamos en esa llamada 'segunda época dorada' del Real Madrid y si hubiera sido como ahora, hubiéramos ganado tres de las cinco temporadas en que salimos campeones con el Real Madrid. Y con la Selección Mexicana, definitivamente era posible ganar una Copa del Mundo en esa 'época dorada', donde ha jugado mejor el Tri, que fue del 87 al 94, y tuve el orgullo de formar parte de ella. En el 86 estuvimos cerca de eliminar a Alemania, nos hubiera tocado Francia, que tenía como figura a (Michel) Platini y teníamos nivel como para derrotarlos. Tuvimos la oportunidad de hacerlo pero no lo hicimos por culpa de los directivos, que nos sacaron del Estadio Azteca".

Pero 'El Niño de Oro' no sólo culpa a los directivos de haberlos sacado del Azteca en 1986 sino que también por no haber podido clasificar a Italia 90' por culpa del famoso caso de 'Los Cachirules', Hugo también tenía fe en ese proceso ya que se encontraba en un gran momento. "En el 90, otra vez por los directivos, que falsificaron pasaportes para una selección juvenil, nos quedamos sin participar en torneos internacionales, cuando estaba en el mejor momento de mi carrera".

Los grandes compañeros en España

Sánchez cree que si hubiera jugado el Mundial de México con sus compañeros del Real Madrid lo hubiera ganado. "Con la Selección Nacional no conseguí grandes cosas... me hubiera gustado jugar el Mundial del 86 con el Real Madrid, ofrecer pelea y ganar la Copa del Mundo". Y él mismo lo reconoce, con los merengues vivió sus mejores épocas y tuvo grandes compañeros. "Mi etapa más brillante fue en el Real Madrid y me entendía muy bien en la cancha con Emilio Butragueño, fui compañero de habitación de Martín Vázquez, Michel fue el que más pases me dio para gol, tuve una buena relación con tantos compañeros, fue la mejor etapa".

Aunque Hugo tampoco olvida a sus compañeros que tuvo en los Colchoneros. "Nunca voy a dejar de estar agradecido con el Atlético de Madrid. Cuando llego a España, fui compañero de habitación de (Gheorghe) Hagi, que era brillante. Hicimos grandes cosas. Fue una etapa muy bonita, ahí me di a conocer a todo el mundo".