MANCHESTER CITY

El presidente del Manchester City desvela la economía del club

El emiratí Khaldoon Al Mubarak afirma que el City presentó un nuevo récord de ingresos de más de 480M$ en el ejercicio que terminó a final de mayo de este año.

El presidente del Manchester City desvela la economía del club
Phil Noble REUTERS

El Manchester City presentó un nuevo récord de ingresos de 391,8 millones de libras (479 millones de dólares) en el ejercicio que terminó a final de mayo de 2016, dijo el presidente del club de fútbol inglés, el emiratí Khaldoon Al Mubarak.

Las cifras presentadas por los dueños de la entidad suponen un incremento de 11,4 por ciento en volumen de negocio, que cerró el año contable con 20,5 millones de libras de beneficio.

El ratio entre gasto en salarios e ingresos cayó al 50 por ciento, según los números aportados, aunque en el cálculo no se incluyeron las contrataciones de este verano boreal ordenadas por el nuevo entrenador, Josep Guardiola, por algo más de 154 millones de libras.

"Tenemos la capacidad dentro y fuera del campo para lograr grandes cosas en el fútbol inglés y europeo en los próximos años", advirtió Al Mubarak, según lo citó hoy la BBC.

Se trata del octavo año consecutivo que la entidad de Manchester presenta un incremento de ingresos desde que el jefe Mansour, de Emiratos Arabes Unidos, se hizo con el control en septiembre de 2008.

"La temporada 2016-17 representa el comienzo de una nueva fase crucial en la evolución del Manchester City", dijo Khaldoon. "El club ha llegado ahora a un nivel de madurez deportiva y comercial que permite a la una alimentar a la otra".

Los "citizens", considerados tradicionalmente el segundo club de Manchester tras el United, han crecido deportivamente de forma exponencial en los últimos años gracias al dinero árabe inyectado.

Actualmente son líderes (por diferencia de goles sobre el Arsenal) de la Premier League, una competición que ya han ganado en dos ocasiones bajo el mando del grupo emiratí. Sin embargo, el City sigue aspirando a levantar el máximo trofeo europeo, la Liga de Campeones, donde el año pasado cayeron en semifinales.