Arbitraje

La NFL no quiere piques ni provocaciones en el campo

Los árbitros, por orden de la liga, han intensificado las penalizaciones a aquellos jugadores que exterioricen sentimientos que puedan ofender a los rivales.

La NFL no quiere piques ni provocaciones en el campo
Gregory Shamus AFP

Lo que conocemos en España como pique deportivo es una costumbre muy arraiga en el deporte, en todas sus categorías, en cualquier parte del mundo y en cualquier especialidad deportiva. Hay muchísimos ejemplos de ello, si no que se lo digan a la Premier League y la vuelta de la gran confrontación-pique deportivo entre Mourino y Guardiola de la que se hablado por activa y por pasiva. Pues bien, Dean Blandino, nuestro ya conocido Vicepresidente de la NFL responsable del arbitraje, ha decidido que en los emparrillados de la NFL se anulen este tipo de piques… en uno de sus ya famosos vídeos semanales, esta semana le ha tocado el turno a lo que se conoce como taunting en la NFL, es decir al hecho de burlarse, insultar o mofarse de un rival o rivales.

Sinceramente yo esperaba que no utilizara como argumento que había que proteger a los niños, pero si, gracias al deporte profesional los padres delegamos una parte de la educación de nuestros hijos en millonarios veinteañeros que tienen que servir de ejemplo para ellos… muchas gracias Dean por la parte que me toca… no entiendo por qué no es más fácil decir que no queremos peleas en el campo o en las gradas o faltas de respeto entre adultos, no sé porque tenemos que meter a los niños en todo, además que Cam Newton señale un primer down de manera algo chulesca, no creo que traumatice a nuestros niños, o por lo menos no más que darse un paseo por cualquier parque de nuestras ciudades… pero bueno a Cam Newton le han otorgado sin preguntarle la obligación de ser ejemplo para los niños y a los que paseamos por los parques no, lo que es un alivio personal y a lo mejor colectivo…

Pero yendo al grano, Dean Blandino ha pretendido explicar lo que la NFL quiere decir con taunting, y es importante que se sepa porque lleva emparejada una sanción muy grave, 15 yardas de penalización para el equipo que la comete. Antes de nada deciros también que no es tan habitual y los jugadores tienden a controlarse a pesar de la carga emocional que supone jugar en la NFL, lo que muchos aficionados critican porque no piensan que coreografías, o pequeños piques tengan que tener ese castigo, sea como fuere desde la NFL se nos ha intentado aclarar que no quieren ni palabras ni gestos que puedan ser considerados agresivos o tengan connotaciones sexuales. Nada de lanzar un balón al rival después de una buena acción, o tratar de imitar armas, lanzamientos de flechas después de un touchdown, y mucho menos hacer gestos como el de cortar el cuello al rival etc lo que es muy comprensible que se prohíba por otro lado.

Blandino aclara que no se pretende desde el arbitraje ocultar las emociones que proporciona el juego, y un pequeño baile, rezo, saludo militar o darle el balón a un aficionado mano a mano si están permitidos… en definitiva todo aquello que se supone que no saca de sus casillas al rival no es anti reglamentario, y lo suponen por la experiencia de pasadas acciones y sus consecuencias.

Jugadores como el receptor de los Steelers Antonio Brown se han cansado de las llamadas de atención y las multas, y esta semana celebraba su touchdown tras un gran pase de su quarterback Ben Roethlisberger al comienzo del cuarto down que le enfrentaba a los Jets entregando el balón a una aficionada que llevaba una careta suya, si veis las imágenes podéis ver como intenta controlarse en todo momento e ir andando hacia las gradas sin “pasarse ni un pelo”. Jamison Crowder por su parte retornaba un punt para los Redskins 85 yardas en el primer cuarto del choque que enfrentaba a su equipo a los Ravens, y lo mismo, dejaba el balón en el suelo, y se iba andando y después corriendo por banda sin muchos gestos, que las multas duelen en el bolsillo y las 15 yardas en los tímpanos cuando te coge tu entrenador por banda.

Cambiando de tema, los números en las camisetas de los jugadores NFL son muy importantes, no ya por el carácter simbólico que tienen para los mismos, sino porque determinan su posición y establecen si son elegibles o no a la hora de poder recibir el balón, pues bien para los zebras también son importantes pero no tanto… no determinan la posición en el campo y a tenor de lo que ha pasado en el partido entre los Jets y los Steelers los árbitros pueden arbitrar con la camiseta de alguno de sus compañeros … sí, es raro, pero este mismo fin de semana se ha permitido que el field jugde Jabir Walker haga sus funciones con una camiseta extra del referee John Parry, porque entendemos que había olvidado o perdido la suya… mucha gente se preguntaba que hace el referee con una gorra negra. Era eso o arbitrar con mecánica de seis árbitros y enviar a Jabir Walker a casa a preparar su próxima clase de matemáticas, porque este zebra es especialista en números, ironías de la vida… en mi opinión buena decisión del referee y la dirección en Nueva York, es siempre mejor arbitrar con 7 zebras aunque dos lleven el mismo número que hacerlo con seis, aunque la verdad es que en una Liga donde todo está tan cuidado llama la atención esta incidencia. A raíz de esto, veo que es conveniente tener a alguien con tu talla dentro de tu equipo arbitral.

Por último os traigo otro pequeño fallo que muestra que la NFL no es perfecta aunque lo pretenda cada semana. El hogar de los Rams, el Los Angeles Memorial Coliseum también lo es del equipo de la NCAA USC Trojans de la Conferencia College Pac-12, y esto lo pudimos ver porque los responsables del terreno no pudieron borrar las marcas en el campo del equipo universitario y simplemente las difuminaron, por lo que había marcas dobles de señalización en el campo… pero como seguimos viendo el vaso medio lleno como nos pidió Mike Pereira la semana pasada, mejor esto, que no que las líneas que marquen los bordes del terreno hagan curvas, algo que también ya ha pasado en esta Liga.