Rams 19 - Bills 30

Los Bills se llevan el partido frente a Los Ángeles Rams

El buen hacer defensivo y la enorme capacidad de LeSean McCoy fueron las claves de la victoria ante los Rams en Los Ángeles.

Los Bills se llevan el partido frente a Los Ángeles Rams

Un partido de football de los de antes. Dos equipos rocosos, con defensas poderosas en las trincheras y un ataque basado en el juego de carrera. LeSean McCoy con 150 yardas de carrera y 8 de recepción, lideró a la ofensiva de los Bills. Por su parte el jugador más destacado de los Rams fue Tavon Austin con 26 yardas de carrera y 59 de recepción.

El partido comenzó con una buena defensa de Bills, que intentaron marcar el territorio desde el primer momento. El primer ataque de los de Rex Ryan estuvo marcado, como todo el partido, por la enorme labor de LeSean McCoy desde el backfield. El jugador está cuajando una temporada brutal, lo que está permitiendo a su equipo estar siempre en la pelea por los partidos. En la red zone Tyrod Taylor no falló y conectó un pase de 4 yardas para Justin Hunter que ponía el 7-0 en el marcador. Los Rams se veían incapaces de superar a la defensa de Bills y tuvieron que echar mano de la habilidad de Tavon Austin quién jugó tanto de receptor como de corredor.

Las pocas veces que Todd Gurley lograba ganar yardas y el buen hacer de Austin llevaron a los Rams a anotar un FG, pero sobretodo les sirvió para entender cómo debían atacar a estos rocosos Bills. Los pases cortos y las jugadas de screen eran la clave. Keenun empezaba a encontrarse algo más cómodo en el pockett por ello Britt empezó a aparecer más y hacer daño a los de Buffalo. Mientras tanto McCoy seguía a lo suyo permitiendo a su equipo avanzar hasta que anotaron el segundo TD de la primera parte para ellos, obra de Mike Gillislee. Para finalizar la primera mitad Keenun conectó un par de buenos pases y, con la inestimable ayuda de Austin, permitió a Gurley anotar un TD de una yarda de carrera. Así nos marchamos al descanso con un 16 - 13 a favor de Bills.

La guerra física dominó la segunda mitad. Pero un factor que podría ser determinante apareció pronto en escena. Greg Zuerlein, kicker de los Rams, anotó un FG de 54 yardas dejando entrever que la posición de pateador iba a marcar el devenir del partido. Las defensas frenaban una y otra vez a los ataques, cualquier error podría ser fatal. El golpe de efecto lo consiguió la defensa de Bills.

El cornerback de Bills, Nickell Robey-Coleman, interceptó a Keenun y llevó el balón, tras 41 yardas de carrera, a la end zone, el CB lograría otra intercepción al final del partido. 23 – 16 en el marcador y un mundo por jugarse. Los Bill debía únicamente centrarse en aguantar el marcador y no permitir que los Rams se reencontrasen con su juego. Pero el juego de carrera de los Rams volvió a hacer daño, de nuevo con Austin como jugador más destacado. Luchando cada yarda los Rams llegaron a la yarda 8, con primer down. La defensa de los Bills aguantó el tipo y sólo permitió el FG.

Los Bills debían aguantar el balón todo lo posible para llevarse la victoria. Pero la defensa de Rams se puso el mono de trabajo y devolvió el balón a su ataque con más de 4:35 minutos por jugarse. La defensa de Bills también estaba muy enchufada y frenaron una jugada de engaño que intentaron los Rams con 4 down, en su propia yarda 25, lo que daba alas a las opciones de Bills de conseguir la victoria LeSean McCoy redondeo su actuación con una carrera que puso el balón en la yarda 1, este ataque terminaría con un TD de Goodwin, lo que finiquitó el partido en favor de los Bills. Tres victorias consecutivas para uno Bills que siguen creciendo ya tienen récord positivo.

VER ESTADISTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO