PLAYOFFS MLB

Texas Rangers arrollados por los Toronto Blue Jays

El equipo canadiense ha realizado una eliminatoria magistral y mete miedo a sus potenciales rivales en los playoffs de la Americana.

Texas Rangers arrollados por los Toronto Blue Jays
Dan Hamilton USA Today Sports

La eliminatoria entre los Texas Rangers y Toronto Blue Jays por las Series Divisionales era la que tenía más morbo, recordando lo que ocurrió el pasado año y el intercambio de “impresiones” de Odor y Bautista durante esta temporada, pero todo me recordó a la película “El Corazón del Ángel”, la película que Mickey Rourke rodó tras “Nueve Semanas y Media”, compartía el cartel protagonista con Lisa Bonet, y prometía una carga brutal de erotismo, todo el mundo estaba expectante, hasta que se estrenó la película, entonces la gente la vio, y únicamente se salvaba una escena entre ambos protagonistas –el tercer partido de la Serie-, el resto agua con burbujas que te lo habían vendido como Cava Gran Reserva.

De acuerdo, el último partido fue disputado, y los Rangers perdieron en el décimo inning, por 7-6, pero viendo que los de Texas habían ganado durante la temporada regular 36 partidos por una carrera y habían perdido 11 por una, y los fans ven en esto una especie de Karma, de buena señal para el futuro, mientras que los matemáticos únicamente ven una anormalidad estadística, por números les tocaba perder este partido por una sola carrera. Este récord de 36-11 no ha sido únicamente el mejor de la temporada, ha sido el mejor en toda la Historia de la MLB.

Cole Hamels se hundió en el primer partido, concedió 7 carreras en 3,1 innings, poco pudo hacer el equipo para remontar el vuelo, Donaldson consiguió 4 hits en 4 At Bats, y así es muy difícil no perder. 10-1 para los canadienses en el primer partido disputado en Texas.

Segundo partido, esta vez el turno fue para Yu Darvish, 5 carreras en 5 innings, y aunque los de Texas conectaron 13 Hits, únicamente consiguieron 3 carreras, mientras que los de Toronto les sirvieron 6 Hits para 5 carreras. Los Rangers no se rindieron en ningún momento, pero ese no es motivo para no perder.

A la tercera le tocó el turno a Colby Lewis, que en 2 innings jugados concedió 5 carreras, y esta vez las tornas se cambiaron en el número de Hits. Los de Texas con 4 Hits consiguieron 6 carreras y los de Toronto los 10 hits les sirvieron para 7 carreras. De nuevo derrota, final de la Serie y final de la Historia. Los underdogs se llevaron el título, y pueden disputar la final de Conferencia –si los Red Sox no consiguen otro Milagro- ante los Indians. Dos equipos por los que nadie apostaba al inicio de temporada. A los Blue Jays Fangraphs les daba un 3,7% de probabilidades de llegar a las Series Mundiales, y se están merendando los pronósticos a pasos agigantados.

Conclusión: si tus pitchers abridores no tienen un buen día date por muerto y, si no eres cadáver, andarás cerca de la UVI. Entre los tres abridores jugaron 10,1 innings, eso sobrecarga el bullpen y nos habla de lo mal que estuvieron. ¿La culpa es de los pitchers abridores? Probablemente no toda, los jugadores de campo también ayudan en defensa, pero sus números no son lo que deberían ser, aunque no olvidemos que gracias a ellos los Rangers ganaron su división y llegaron a Playoffs.

Y Jonathan Lucroy debe andar tirándose de los pelos en su casa, rechazó ser traspasado a los Cleveland Indians –que van 2-0 ante los Boston Red Sox-, y prefirió el equipo tejano, ya que no veía muchas posibilidades con los de Cleveland. Muchas veces en la vida la primera oportunidad es la buena, y los prejuicios únicamente son eso, prejuicios.

PD: iba a titular esta columna “La Matanza de Texas”, pero era un título demasiado obvio.