Competición
  • Amistosos
Amistosos
Panamá Panamá PAN

-

EAU EAU EAU

-

Montenegro Montenegro MON

-

Bielorrusia Bielorrusia BLR

-

Panamá Panamá PAN

-

Bolivia Bolivia BOL

-

Perú Perú PER

-

Chile Chile CHI

-

BARCELONA

Arda Turan, el "séptimo fichaje" de Luis Enrique

Vive su mejor momento desde que firmó por el Barça. Está integrado y “entiende mejor todo lo que ha de hacer".

Arda Turan, el "séptimo fichaje" de Luis Enrique
KAI PFAFFENBACH REUTERS

A los pocos minutos de debutar en la presente edición de la Champions League, Arda Turan entendió lo importante que él es para este equipo. Pese aún no tener la plaza fija en el esquema titular, el turco ha sabido girar una situación que parecía abocarle directamente a buscar una salida a finales del pasado curso. Ligero de peso, con la cabeza clara y con la total confianza del vestuario, el medio ha respondido a la confianza de Luis Enrique, que decidió invertir por él una buena suma de millones (34 fijos más siete en variables) cuando el Barça podía fichar pero no inscribir; de eso hace ya más de un año

“Entiende mejor todo lo que debe hacer sobre el campo”, aseguran desde el vestuario, lugar que cada vía lo ven “más contento”, aunque indican que “nunca perdió la sonrisa”. Hubo un momento la pasada temporada que pareció tirar la toalla. Lo intentaba, pero no le salía nada. Ubicado entonces como interior, Arda no respondía a lo que de él se esperaba, hasta el punto de que dejó de entrar con asiduidad en los planes del entrenador.

Muestra de que no es sencillo jugar en el Barcelona, el turco llegó el verano de 2015 con mucha ilusión y un año después firmó una muy buena pretemporada. Los resultados están a la vista; participó en nueve partidos oficiales esta temporada ( seis apariciones en Liga -392 minutos-, dos de Supercopa de España -166'- y su puesta de largo en Champions, -31') y en todas ya dejó su sello con goles (dos en Liga, dos en Supercopa de España y el que consiguió en el Borussia Park. “Eso aún le da más fuerza”, reconocen en el vestuario, “aunque Arda no es un tío egoísta”, remarcan.

Dejarse ir. Muestra del momento por el que pasa, Arda se atreve ya ha chapurrear el castellano de manera pública. “Hizo un intento nada más llegar al Barça por hacerlo, pero no se acabó de lanzar”, resumen desde el vestuario. También apuntan que puede ser por “comodidad”, que a él “ya le va bien” escudarse en eso, pero lo mejor es que en Mönchengladbach ya se expresó en castellano, a su manera, pero lo hizo. Y ese es el otro gran triunfo de Arda Turan, el jugador que llegó para deslumbrar en el Barça y que un año después se ha convertido en el séptimo fichaje de la temporada para Luis Enrique.