Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Hoy en As

BALONCESTO

El básquet de Estados Unidos, contra la violencia racial

Las protestas durante el himno en la NFL han extendido el debate. Westbrook, Jordan y Curry son algunos de los que han reaccionado.

El básquet de Estados Unidos, contra la violencia racial
ESPN

Colin Kaepernick, quarterback de San Francisco 49ers, decidió no ponerse en pie durante el himno de Estados Unidos en un partido de pretemporada. Después cambió el gesto —pasó a dejar una rodilla en tierra— pero no el motivo: “No rendiré homenaje a la bandera de un país que oprime a la gente negra. Hay muertos en las calles, eso es más importante que el deporte”. Desde entonces, un mes de debates, polémicas, expansión de las protestas al resto de deportes… y más muertes.

Porque no hay tregua que afloje la situación de extrema tensión social que agita EE UU: el día 16 Terence Crutcher­, de 40 años y raza negra, fue abatido por la policía en Tulsa (Oklahoma). Iba desar­mado. Russell­ Westbrook­, referente deportivo del estado tras la salida de Kevin Durant de los Thunder, apoyó las protestas: “Soy negro y soy un deportista conocido, tengo una voz y puedo decir que hay que cambiar”. Solo cuatro días después, Leith Lamont Scott­ (43 años, raza negra) fue abatido por un agente policial en Charlotte (Carolina del Norte). Michael Jordan, ídolo universitario en ese estado y dueño de Charlotte Bobcats, emitió un comunicado en el que, en medio de los disturbios, apelaba al entendimiento pacífico. Y Stephen Curry, criado en Charlotte, fue muy claro en Twitter: “Rezo por mi ciudad. Merecemos algo mejor que todo esto”.

El deporte se ha convertido en un tablero esencial de una partida que está en el hueso de la carrera hacia las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

En la Liga de baloncesto femenino (WNBA), las protestas de las jugadoras están preparando, a un mes vista, el terreno para la nueva temporada NBA.

Equipos como los Knicks dialogan con sus jugadores para elaborar una respuesta colectiva y coordenada y las competiciones se adaptan a lo que está por venir. La WNBA retiró las multas a las jugadoras y la NBA, donde el respeto al himno si está reglamentado en contraposición al vacío legal de la NFL, ha apostado en un primer comunicado por el diálogo y la comprensión por encima de las multas y las prohibiciones a los jugadores. Cuatro de los mejores —LeBron James, Carmelo Anthony, Dwyane­ Wade y Chris Paul— ya salieron juntos hace unos días al escenario en la gala de los ESPY (los premios anuales de ESPN) y dejaron un mensaje que a algunos les recordó a aquellos de Muhammad Ali a finales de los años sesenta: “El sistema está quebrado, la necesidad de actuar con urgencia es más fuerte que nunca. Suficiente es ­suficiente”.