MLB

Dee Gordon guió la victoria de Miami en el juego más triste en la historia de los Marlins

El segunda base del equipo, uno de los compañeros más apegados a Fernández, inició el juego de manera espectacular con su primer jonrón del año. El momento fue increíble.

Dee Gordon guió la victoria de Miami en el juego más triste en la historia de los Marlins
Steve Mitchell USA Today Sports

Menos de 48 horas después de enterarse sobre el trágico fallecimiento de José Fernández, sus compañeros en los Marlins debían saltar al terreno este lunes por la noche y enfrentar a los Mets de Nueva York.

Antes del inicio del compromiso, se llevó a cabo una ceremonia en honor al lanzador cubano en la cual varios de los jugadores se vieron claramente conmovidos, entre ellos, Giancarlo Stanton y Dee Gordon, dos de los amigos más cercanos a Fernández en el equipo.

Luego de que los Mets consumieran su turno al bate en la parte alta del primer episodio, Gordon caminó hacia el home para abrir la tanda de los Marlins y lo que vimos a continuación fue, en una palabra, mágico.

Gordon, a pesar de ser bateador zurdo, se paró del lado de los derechos en el plato -donde lo hacía Fernández cuando le correspondía tomar su turno al bate- para recibir el primer envío de Bartolo Colón, abridor de los Mets. El segunda base de Miami imitó el movimiento de piernas que Fernández solía hacer a la hora de batear, dejó pasar el lanzamiento, se quitó el casco de su querido amigo para cambiarlo por el suyo y se movió al otro lado para continuar el resto del turno en su condición natural de zurdo; dos pitcheos más tarde, Gordon conectó enorme cuadrangular para poner arriba al equipo dirigido por Don Mattingly desde temprano. 

El momento fue increíblemente especial y conmovedor, parecía que de alguna manera el universo hubiese conspirado para que Dee Gordon, un bateador de poca fuerza, conectara el que hasta ahora es su único jonrón de la temporada (apenas el noveno de su carrera) y de esa manera honrar a Fernández, quien más allá de haber sido un compañero de equipo, era como un hermano para Gordon. 

Los Marlins tomaron una clara ventaja sobre los Mets desde temprano 'explotando' al experimentado Bartolo Colón en el tercer episodio, ventaja que mantendrían para vencer al equipo neoyorquino con marcador final de 7 carreras por 3. 

Luego de finalizado el encuentro, la noche terminó de la misma manera que empezó: con todos los integrantes del equipo abrazados alrededor del montículo, donde rezaron por Fernández, aplaudieron, y entre lágrimas se despidieron dejando sus gorras en la tierra.

APTOPIX Mets Marlins Baseball

Al ser preguntado sobre el jonrón y sus cuatro imparables luego del compromiso, Gordon declaró: ''No sé cómo fui capaz de jugar hoy. Jamás había bateado una pelota tan lejos en mi vida, ni siquiera en práctica de bateo... este es el tipo de cosas que te hacen creer en Dios. Sólo espero que esté donde esté, José se encuentre feliz''.