BARCELONA-ATLÉTICO

Los 7 códigos para que el Atlético pueda ganar en el Camp Nou

El equipo rojiblanco no gana en el feudo blaugrana desde 2006. Jugará contra el Barcelona con 10 goles a favor y ninguno en contra en los tres últimos partidos.

El Atlético visita al Barcelona con la premisa de lograr la primera victoria en la casa blaugrana desde el 5 de febrero de 2006, donde se impuso por 1-3 con un doblete de Fernando Torres.

Aquí una serie de claves por las que el Atlético debe confiar en la victoria:

El Atlético llega en racha

Después de que se activasen todas las alarmas por empatar contra el Alavés como local y contra el Leganés en Butarque, el Atlético se ha repuesto tras el parón por selecciones y ha vuelto más fuerte que nunca. Una táctica más ofensiva, con Saúl y Koke más centrados, y un mayor acierto de cara a puerta llevaron al Atlético a vencer por 0-4 al Celta en Balaídos, 0-1 al PSV en Champions, equipo al que el año pasado no consiguió hacer un solo tanto y 5-0 al Sporting, con un juego más alegre y generando muchas ocasiones de cara a puerta rival.

Simeone junto a Luis Enrique en el Camp Nou.

De los pocos estadios que le faltan a Simeone

El técnico argentino ha dirigido al Atlético en el Camp Nou en siete encuentros entre Liga, Champions y Copa, donde ha caído en cinco ocasiones y empatado en dos. Si bien es cierto que el argentino levantó el título de la Liga empatando en el feudo del Barcelona, es uno de sus estadios malditos en cuanto a resultados junto al Ciutat de Valencia, campo del Levante donde el Atlético de Simeone no consiguió ganar en cinco visitas. Teniendo en cuenta los duelos en el Vicente Calderón, el Atlético con el argentino en el banquillo no ha ganado en Liga en los 9 partidos que ha dirigido contra el Barcelona, aunque sí lo ha hecho en dos ocasiones en Champions, para lograr avanzar a las semifinales. El balance en Liga en el feudo blaugrana es de tres derrotas y un empate, con 10 goles en contra por cuatro a favor. El técnico tiene una espina clavada y quiere lograr su primera victoria en el Camp Nou después de tomar el Santiago Bernabéu, Stamford Bridge, el Philips Stadion, San Mamés, Mestalla, el Sánchez Pizjuán… El Atlético no gana en el feudo blaugrana desde el 5 de febrero de 2006, pero con Simeone el Atlético consiguió romper una racha de 14 años sin vencer al Real Madrid.

Felix Brych expulsó a Fernando Torres en Champions.

En el último enfrentamiento dominó el Atleti con 11

El Atlético se presentó en la ida de los cuartos de final en el Camp Nou con la clara idea de marcar un gol. En un once con Gabi, Koke y Saúl en el centro y Carrasco, Griezmann y Torres en ataque el equipo rojiblanco comenzó presionando muy arriba y jugando el balón con criterio. El Atleti se adelantó en el minuto 25 con un gol de Torres, pero el delantero fue expulsado en el minuto 35 por doble amarilla, dejando al equipo con 10 jugadores durante más de medio tiempo. Algo similar ocurrió en el partido de Liga, donde el Atlético comenzó muy fuerte, con una presión muy alta y se adelantó en el marcador con un gol de Koke, aunque Messi y Luis Suárez dieron la vuelta al marcador. Filipe fue expulsado al borde del descaso y el Atlético siguió apretando con 10 sustentado en un gran Carrasco. Bravo evitó el gol de Griezmann y Godín recibió la segunda tarjeta amarilla en el minuto 65, dejando al equipo con nueve ya sin opciones.

Griezmann celebra un gol contra el Sporting.

Griezmann, en su mejor momento

El francés se perdió el primer partido de Liga por sanción y estuvo apático en la segunda jornada después de finalizar su pretemporada particular. Después de viajar con la selección francesa, Griezmann ha marcado cuatro goles en tres partidos, dos ante el Celta y dos contra el Sporting. Pero no sólo ha sido clave a la hora de finalizar las jugadas, ha estado más participativo generando juego desde segunda línea y asistió a Koke en el primer gol contra los gallegos y a Filipe en un precioso pase contra los asturianos que el árbitro anuló por un fuera de juego inexistente. Ha demostrado que su candidatura al Balón de Oro va en serio y no por ello ha dejado de trabajar y participar en el sistema defensivo. Le puede acompañar en ataque Gameiro, con el que ha demostrado tener buen entendimiento, o Torres, que tiene en el Barcelona a su víctima favorita con 11 goles, 6 de ellos en el Camp Nou.

Oblak ha encajado un gol en cinco partidos.

El Atlético ya es el equipo menos goleado y menos rematado

El equipo rojiblanco ha recibido 24 remates en contra en cuatro partidos de Liga, 6 por encuentro y sólo cuatro a portería, uno por duelo. Encajó un tanto en el último minuto contra el Alavés y desde entonces Oblak no ha tenido que recoger el balón de su red, incluyendo el partido de Champions contra el PSV. El Barcelona por su parte ha visto como le remataban 38 veces en Liga, 14 de ellas en casa donde ha recibido 4 goles, dos del Betis y dos del Alavés. El Barcelona ha recibido 5 goles en 4 partidos de Liga.

Godín frente a Messi.

Frenar a la MSN

Quizás la clave más importante y más difícil de cumplir. Entre Messi, Neymar y Luis Suárez han marcado 17 de los 25 goles del Barcelona este curso, el 68% de los tantos del equipo. Entre los tres sumaron 131 goles y 66 asistencias la temporada pasada, 90 de los 112 tantos que marcó el Barcelona en Liga (80,4%), unas cifras astronómicas. Simeone ha visto como Messi batía a su portero en ocho ocasiones entre todas las competiciones y en el feudo blaugrana no ha conseguido dejar la puerta a cero nunca, algo que sí que ha hecho en el Vicente Calderón en tres ocasiones. En la primera visita del Atlético con Simeone en el banquillo encajó cuatro tantos, cosa que sólo se ha producido una vez más en Liga, contra el Real Madrid también en su primer curso. Desde entonces ha conseguido ponerle las cosas más difíciles a los goleadores blaugranas y Oblak ha recibido cinco goles en tres duelos en el Camp Nou.

Ibai Gómez marcó el gol definitivo contra el Barcelona.

El Alavés demostró que no es inexpugnable

El conjunto vasco venció en el Camp Nou en el último partido del Barcelona como local en Liga. Luis Enrique decidió rotar y dejó en el banquillo a Messi y Luis Suárez entre otros, pero pese a la entrada de los dos astros no consiguieron abrir la defensa del Alavés. Un entramado defensivo muy potente y salida con velocidad a la contra fueron dos de las armas del equipo de Pellegrino, que también hizo mucho daño a balón parado. Son características que al Barcelona le perjudican y que el Atlético posee, siendo uno de los mejores equipos del mundo en cada una de ellas.