NFL

Lo mejor de la semana 2 de la NFL en una foto y una frase

Solo quedan ocho invictos después de dos partidos y este año parece complicado que nadie sea capaz de llegar hasta 2017 sin haber conocido la derrota.

Lo mejor de la semana 2 de la NFL en una foto y una frase
JEFF GROSS AFP

Quedan ocho invictos, y solo se han disputado dos jornadas. Patriots, Steelers, Ravens, Texans y Broncos en la Americana. Giants, Eagles y Vikings en la Nacional. Y además, todo apunta a que algunos de ellos no serán capaces de mantenerse impolutos mucho tiempo más. ¿Una NFL más igualada que nunca? ¡¡Nooooooooo!! Los malos son malísimos, los mediocres ya huelen a ello y los gallitos miran al cielo incluso en la derrota. Lo divertido es que aún nos quedan algunos equipos pendientes de etiquetar, y que incluso el malo malísimo es capaz de darle un susto de muerte a cualquiera. Que en Los Angeles celebraban como locos un partido con 12 puntos totales. En la ciudad de las estrellas les va la marcha… y ganar como sea, como a todos.

Buffalo Bill 31 – New York Jets 37

Durante mucho tiempo quizá nos hayamos reído mucho con las ocurrencias de Rex Ryan, pero lo de estos Bills es ya un chiste sin gracia. Y el despido de Greg Roman, su coordinador ofensivo, una mala broma después de que la defensa de Bob Ryan encajara 374 yardas de pase, 123 de carrera y cuatro touchdowns.

Carolina Panthers 46 – San Francisco 49ers 27

Es difícil ver a dos equipos cometer más errores jugando al football americano, pero recién comenzado el último cuarto, los 49ers se pusieron serios, apretaron el acelerador, y salvaron la derrota al grito de “¡A malos no nos gana nadie!”

Cleveland Browns 20 –Baltimore Ravens 25

¿Será verdad que el triángulo de las Bermudas se ha desplazado a Cleveland por el cambio climático? No muchos equipos son capaces de ponerse 20-0 en el primer cuarto, no anotar ni un punto más en todo el resto del encuentro, ver como en la segunda semana se les lesiona su segundo quarterback titular y terminar derrotados porque un árbitro penaliza sin motivo a Pryor por chulo. ¿A que da yuyu?

Detroit Lions 15 –Tennessee Titans 16

Está en su esencia. Da igual quién esté en la banda dirigiendo o en el campo jugando. Los Lions pueden jugar como los ángeles, encadenar drives fabulosos, e incluso mover el balón con precisión milimétrica, pero siempre habrá un par de penalizaciones, alguna lesión, o dos errores tontos, que echarán por tierra todo el trabajo bien hecho. Y lo peor es que esta frase tiene vigencia hoy y la tenía hace 20 años. Es una verdad inmutable.

Houston Texans 19 –Kansas City Chiefs 12

¿Alguien tenía ganas de saber cuánto iba a mejorar el ataque de los Texans con la llegada de su flamante nuevo quarterback? Hoyer ante Kansas City: 15 de 34, 136 yardas y cuatro intercepciones como cuatro soles. Osweiler contra Kansas City: 19 de 33, 268 yardas, un touchdown y dos intercepciones, cuya culpabilidad es muy discutible. Esa puede ser la distancia entre un equipo de wild card y un aspirante a la Super Bowl, porque por lo demás, tanto Texans como Chiefs se parecen a los de 2015 como dos gotas de agua.

New England Patriots 31 –Miami Dolphins 24

Lo de los Patriots es tan increíble que cuando Garoppolo se lesionó, pareció como si se hubiera lesionado Tom Brady… O sea, todo el mundo, sin inmutarse, preguntó quién era el siguiente en la lista. Como Brissett parezca el próximo jueves un quarterback de Pro Bowl, os prometo que me borro. ¡Abusones!

New York Giants 16 –New Orleans Saints 13

Todos esperábamos la tradicional fiesta retrasada del 4 de Julio a la que Giants y Saints nos tienen acostumbrados últimamente. Sin embargo, más que fuegos artificiales, hubo petardos y buscapiés en un duelo con un Brees siempre agobiado y unos Giants que merecieron ganar con facilidad, pero lo hicieron in extremis por su propia inconsistencia que nos recordó a tiempos desastrosos y no tan lejanos.

Pittsburgh Steelers 24 –Cincinnati Bengals 16

Quizá tenga poco que ver con el partido, pero cada vez que veo correr a DeAngelo Williams me pregunto qué narices hizo Fox con él y con Jonathan Stewart cuando los tenía juntos en los Panthers. Y sí, ese señor todavía prepetra en la NFL. En concreto, en los Bears.

Washington Redskins 23 –Dallas Cowboys 27

Al final, Jay Gruden se bajó del burro y puso a Josh Norman a defender a Dez Bryant. Y al final, quizá no ganaron los Redskins por no haber tomado esa decisión ‘al principio’.

Arizona Cardinals 40 –Tampa Bay Buccaneers 7

La semana pasado os dije entusiasmado que el ataque de los Buccaneers me parecía maravilloso y su quarterback un ser sobrenatural. Esta semana digo horrorizado que el ataque de los Buccaneers me pareció espantoso y su quarterback el anticristo. Aunque tal vez debería ser más justo y decir que tanto la defensa como el ataque de los Cardinals jugaron un encuentro absolutamente maravilloso.

Los Angeles Rams 9 –Seattle Seahawks 3

Una de dos, o los Seahawks reinventan el football Americano sin línea ofensiva y jugando a pies juntillas, o Wilson acaba lesionado para toda la temporada antes de Todos los Santos. Yo apuesto por lo segundo, aunque aún quedan algunos convencidos de que es un plan secreto de Pete Carroll que acabará llevando al equipo a conquistar su segundo anillo… Vale, a lo mejor, pero sin Wilson.

Denver Broncos 34 – Indianapolis Colts 20

Después de pasarme toda la offseason predicando que los Broncos ya no serían aspirantes solo con su defensa y Siemian, me parece que no voy a tener más remedio que ponerles número 1 en el power ranking de esta semana, con una defensa que sigue avasallando sin piedad, un quarterback sorprendente y el juego de carrera con el que soñaba Kubiak.

Oakland Raiders 28 –Atlanta Falcons 35

Puntos, fanfarias y gritos histéricos durante cada jugada. ¿Espectáculo? ¿Football americano? Si las defensas hubieran saltado al campo en la segunda mitad, estaría de acuerdo, pero cuando solo se ve jugar a los ataques, el invento se convierte en correcalles y las celebraciones tienen cierto regusto a decepción y fraude.

San Diego Chargers 38 – Jacksonville Jaguars 14

Os doy un dato que me ha soplado Pepe: Gus Bradley ha ganado 12 partidos de los 50 que ha dirigido a los Jaguars. De los 170 entrenadores en la NFL que han dirigido 50 partidos o más, 168 habían sumado más victorias en el partido 50. Solo hay uno con peores números que Bradley, un entrenador de los Eagles de los años ’30 que además era el dueño de la franquicia… Y aún así hay rumores de que estuvo a punto de despedirse.

Minnesota Vikings 17 – Green Bay Packers 14

Hasta que Aaron Rodgers y Mike McCarthy no hablen seriamente, y aclaren a lo qué juegan, el ataque de los Packers será un desmadre caótico y dependiente de la genialidad de su quarterback. No sé quien tiene la culpa, pero tengo muy claro quién terminará saliendo por la puerta si no resuelven el problema. Pero lo que más me gustó fue ver a Bradford pensando que ser quarterback de un equipo de verdad es la caña.

Chicago Bears 14 –Philadelphia Eagles 29

Nos comunican que según fuentes no confirmadas y anónimas, pero de rigurosa credibilidad, que hordas de aficionados se agolparon en las puerta de la enfermería en que examinaban a Jay Cutler tras su lesión en la mano. Según las mismas fuentes, esa multitud estaba formada por amables seguidores de los Bears que portaban martillos, tuberías, y otros instrumentos quirúrgicos punzantes y que estaban dispuestos a ayudar, de un modo totalmente altruista, a que el quarterback no vuelva a sufrir en el futuro ninguna lesión más, ni ningún fumble, ni nada. Seguiremos informando...