REAL MADRID 5-OSASUNA 2

1x1: Danilo y Modric brillaron en la vuelta de Cristiano

El brasileño y el croata estuvieron fantásticos, corroborado con un gol ambos. Kroos, también destacó. El portugués jugó 65 minutos y también anotó.

1x1: Danilo y Modric brillaron en la vuelta de Cristiano
javier gandul DIARIO AS

Así fue la actuación de los jugadores del Real Madrid en la goleada ante Osasuna en el Bernabéu.

KIKO CASILLA

Sólo tuvo un susto en todo el primer tiempo. Un cabezado en boca de gol que se marchó al larguero. Un cabezazo de un Oriol Riera completamente sólo en el área, empañó la goeladamadridista. Nada pudo hacer Casilla, que le pilló a contra pie, prácticamente igual que el segundo tanto navarro. A todo portero siempre le llega su momento. Casilla mandó a córner un penalti cometido por Ramos. El canterano, que podría perder su hueco en el once cuando se recupere definitivamente Keylor Navas, no falla cada vez que la dan la oportunidad.

DANILO

El Bernabéu no echo de menos a Carvajal y gran parte de la culpa la tuvo hoy Danilo. El lateral brasileño aprovecha sus minutos en el campo y cumple con goles. Danilo tiene olfato y de vez en cuando deja muestra de ello. Esta tarde se encontró con un mal rechace de Nauzet para mandar el balón a la red con un derechazo inapelable al filo del descanso y hacer así el segundo de su equipo. Danilo mete presión a su entrenador con uno de sus partidos más completos.

PEPE

Pepe regresó al once y quizá lo haga para quedarse. El portugués, que se reincorporó al trabajo más tarde que el resto de sus compañeros, volvía hoy a sentir lo que es vestirse de blanco impoluto. Tapó todas las envestidas de Riviere, la amenaza más seria de Osasuna, y se llevó más de una ovación por ello. En el minuto 20 casi deja una de las asistencias del año. Pase de 40 metros a la espalda de la defensa que dejó solo a Cristiano. Le faltó acertar a su compatriota. "Pepe marca un gol" le cantaban desde la grada y él les respondió con un cabezazo en el 55 que certificaba la goleada blanca. Pepe está de vuelta.

SERGIO RAMOS

La conexión Kroos - Ramos volvió a dar sus frutos. Un centro medido del alemán para que el de Camas batiera al guardameta rojillo con un fuerte testarazo. El central blanco sentenció así el partido en el tiempo de descuento de la primera mitad. Con el brazalete del capitán en su brazo izquierdo, Ramos lideró a su equipo desde atrás. Sólo un error. Una mal entendimiento con Nacho terminó en un penalti que el mismo provocó. Casilla le salvó.

NACHO

Da igual donde lo pongas que nunca lo va a hacer mal. El canterano blanco, que hoy fue titular por la no convocatoria de Marcelo y por la lesión de Coentrao que todavía no le permite saltar al campo, hizo todo bien. No pasó apuros en defensa y se sumó al ataque como un lateral más. Eso sí, sus centros al corazón del área no encontraron nunca compañero.

KOVACIC

La que fue una petición clara de Rafa Benítez el pasado verano, se está convirtiendo cada vez más en la apuesta atrevida de Zidane. El croata acompañó hoy a su compatriota Modric por delante de Kroos y se complementó con él como si llevarán toda una vida jugando juntos. Tuvo una ocasión clara de marcar gol, pero el peligro se desvaneció con un control que se le quedó algo largo. Kovacic dejó de nuevo esas galopadas imparables que arrancan el centro del campo y que levantan al estadio. Partido muy completo del croata.

MODRIC

El croata dio el susto nada más comenzar. Todas las alarmas saltaron en Concha Espina e incluso Asensio salió a calentar. Pero menos mal que sólo se quedo en eso, en un susto. Modric sacó a relucir todo su repertorio y dejó evidente quien es el líder en el centro del campo madridista. El croata se multiplica por cien. Roba en defensa, mueve la bola en la medular, dobla por la derecha a Danilo y después por la izquierda a Nacho. Da el último pase o termina la jugada. Modric volvió a probar suerte desde fuera del área y vio puerta en el 61, justo antes de ser sustituido. El Bernabéu lo despidió de pie.

KROOS

Hoy le tocó hacer de Casemiro. Ahí el alemán no se siente incómodo. En citas como las de hoy, el Bernabéu quiere a Kroos como volante. Da más juego que el brasileño y hace jugar más a sus compañeros. Y lo volvió a hacer. El germano sacó el guante a pasear y, desde la esquina del córner, brindó un gol en bandeja a Ramos antes de ir a vestuarios. El 8 del Madrid y de Alemania no dejó de pelear en todos los 90 minutos. A ver si Zidane sabe cuidarle. La temporada es larga.

BALE

Un martillo pilón por la derecha. En la primera que tuvo, regaló el primer gol a Cristiano. Perdonó la sentencia en el 43 del primer tiempo. Un pase de la muerte de Morata que el galés no consiguió definir. Se le escapó una ocasión de clara de marcar su segundo tanto en el campeonato. Continuos desmarques desde la derecha aunque ninguno de ellos fue definitivo. El marcador tapó un partido soso del galés, que está acostumbrando demasiado bien al madridismo.

MORATA

Sólo le faltó el gol. El que ha sido el único fichaje del Madrid en este mercado veraniego volvió a hacer todo lo que se le pide, pero no consiguió estar fino de cara a puerta. Y eso que las oportunidades las tuvo. A pesar de no encontrarse con el gol, Morata fue uno de los jugadores más participativos. Jugó bien de espaldas a portería y cayó muy bien a la izquierda. Desde ahí arrancó el que podría haber sido el tanto de Bale. Morata le dejó completamente libre de marca y el galés perdonó su tanto cuando medio estadio ya lo estaba celebrando.

CRISTIANO

El Bernabéu era hoy una fiesta y Cristiano tenía que ser el protagonista. El luso sólo necesitó 5 minutos para marcar su primer tanto de la que ya es su octava temporada en el Madrid. El gol regresó a casa. Empujó un balón magnífico de Bale para mover por primera vez el luminoso. No fue de los más participativos, pero sí de los más determinantes. En el gol de Danilo, Cristiano colgó un balón medido al área que después cayó en los pies de su compañero para que batiera a Nauzet. La estrella vuelve a lucir en Concha Espina.

Banquillo

ASENSIO

Marco fue el primer recambio de Zidane. Saltó al campo y se colocó pegadito a la izquierda. Siempre con la mano levantada pidiendo el balón. El mallorquín no recibió tantos balones como esperaba y por eso no pudo hacer disfrutar a su afición como otras veces ya lo había hecho. Entró con el partido sentenciado y apagado. Es complicado deslumbrar cuando ya está todo el pescado vendido.

BENZEMA

El francés, que entró en el 66 en sustitución de Cristiano, volvió a pisar el Bernabéu para jugar arriba junto a Morata. Para que luego digan que no pueden jugar juntos. El larguero le estropeó la fiesta a Benzema. Un pase atrás de Nacho dejó al francés en boca de gol. Karim, que todavía no sabe lo que es marcar esta temporada (sólo ha jugado dos partidos), se le escapó una ocasión certera de mojar y marcar el sexto para su equipo. Ya en el descuento, Benzema gozó de un mano a mano con Nauzet, pero el francés no definió bien y el balón se marchó rozando la cepa del poste.

LUCAS VÁZQUEZ

La banda derecha tiene nombre y apellidos cuando no está Bale. El gallego se pegó a la linea de cal y desde allí lo intentó de todas las formas posibles. Desbordes, por dentro, por fuera, balones al área, pases atrás. De sus botas podría haber llegado el tanto de Kovavic.