BARCELONA

Así le va a los jugadores internacionales del Barcelona

Messi y Neymar marcaron. El argentino, con problemas de pubis, Mascherano, Suárez, Neymar y Busquets, los únicos que jugaron 90 minutos. André Gomes, lesionado.

Así le fue a los 16 internacionales del Barça en la primera jornada del parón de selecciones que tendrá su segunda parte al principio de la próxima jornada.

Ter Stegen. Jugó medio tiempo en el Alemania-Finlandia que servía para homenajear a Schweinsteiger. Sin demasiado trabajo. Fue sustituido por Leno. Desde ahora su nuevo capitán es Neuer.

Cillessen. El portero que sueña con ser el titular en el Barça que gane la Champions fue suplente (Zoet, del PSV, fue el elegido por Danny Blind). Holanda, en caída libre, perdió ante Grecia.

Piqué. Llegó tocado al amistoso de Bélgica pero aun así estuvo a un gran nivel. Aguantó atrás un uno contra uno a Hazard, se entendió bien con Sergio Ramos, lanzó envíos precisos cruzados (más que el pasado domingo en San Mamés) y estuvo a punto de hacer un gol de cabeza. Koke le puso el balón con precisión en una falta lateral pero remató centrado y se encontró con Courtois.

Jordi Alba. Después de unos primeros minutos de alguna duda con Carrasco como el domingo con Williams, volvió a salir triunfador de los duelos en su parcela. Además, colaboró activamente en las jugadas de ataque. Ha empezado en buena forma la temporada.

Sergi Roberto. Sólo cinco minutos. Está en gran forma pero en la Selección tiene competencia porque Carvajal jugó a gran nivel asociándose muy bien con Vitolo y aprovechando la debilidad de Jordan Lukaku.

Umtiti. Sólo jugó siete minutos en el amistoso contra Italia. Salió por Koscielny. Deschamps lo sigue viendo como suplente.

Digne. Salió en el descuento para dar merecido aplauso a Kurzawa, que incluso había hecho un gol. Apunta bien Digne pero parece condenado a la suplencia en el Barça y la selección francesa.

Busquets. Imperial. Otro partido de escuela. Innumerables recuperaciones de balón, lecturas anticipadas de juego y una manera sutil de sacar el balón desde el principio del partido. Se le vio, además, con ganas de jugar y demostrarle a Lopetegui que es uno de los imprescindibles. Sobresaliente su partido en Bélgica.

Mascherano. En el centro del campo junto a Biglia. En Argentina es inamovible en esa posición. Como siempre, cumplió con lo que le pide su nuevo entrenador. En este caso, Bauza.

Denis Suárez. La Sub-21 se le queda pequeña ya pero su trabajo es liderar su clasificación al próximo Europeo. Además, sigue cogiendo minutos. Le pone humildad y no se le caen los anillos. Jugó 73 minutos y fue sustituido por Borja Mayoral.

André Gomes. Una de las malas noticias de la noche de los internacionales. Salió en el 61’ por Joao Mario en el amistoso ante Gibraltar pero sufrió un golpe y se marchó por precaución en el 87’. En principio, es sólo un golpe y podría quedarse al partido ante Suiza.

Rakitic. Aún no se ha incorporado a la concentración de Croacia por un problema personal (enfermedad de su hija pequeña Adara). Juega ante Turquía el lunes si es que está en condiciones físicas y anímicas.

Messi. Espectacular. Ídolo. Volvió, si es que se había ido porque había jugado el último partido oficial (la final de la Copa América) como se fue. En líder. Con un gol, un repertorio de jugadas bellas (caño incluido), protestas al árbitro por la expulsión de Dybala, victoria y, ojo, dolores en el pubis. Ya había desoído a los doctores del Barcelona para viajar, jugó los 90 minutos y ahora es duda para el choque ante Venezuela. La afición acabó rendida a él.

Neymar. Jugó los 90 minutos ante Ecuador y formó una buena sociedda con Gabriel Jesús. Marcó un gol de penalti y estuvo activo. Por lo visto, preparado para regresar a Barcelona.

Luis Suárez. Pocas opciones, incluso cuando se quedó con diez Argentina, para hacer gol con Uruguay, que no atraviesa la mejor racha y con críticas para el profesor Tabárez.

Paco Alcácer. El nuevo fichaje del Barça no jugó ni un minuto y tendrá que esperar al partido ante Lichtenstein. La lesión de Morata puede darle opciones de jugar algún minuto.