Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Barcelona

El Barça insiste en Paco Alcácer y en Valencia se enfadan

El Barcelona se insiste en que se llegó a un principio de acuerdo con Lim y con Alcácer. En Mestalla estudia denunciar a los culés ante la FIFA.

El Barça insiste en Paco Alcácer y en Valencia se enfadan
EFE

Mientras en Barcelona se da por hecho un acuerdo con Paco Alcácer para las próximas temporadas, en Valencia la indignación crece cada hora que pasa.

El delantero español es uno de los objetivos de Luis Enrique, técnico del Barça y de Robert Fernández, secretario técnico azulgrana, que conoce al jugador desde hace mucho tiempo. Fuentes solventes del club azulgrana aseguraron ayer a AS que “el acuerdo con el jugador es un hecho” y que sólo queda por ver “cómo se anuncia el acuerdo para no quebrantar aún más la relación con el Valencia”. Éstas andan tocadas después de que desde Mestalla se acuse al Barça de filtrar a la prensa el fichaje de André Gomes que dejará en Valencia 35 millones de euros, más 20 en variables.

Ni Layhoon, máxima mandataria del Valencia, ni el entrenador Pako Ayestarán, así como el director deportivo, Suso García Pitarch, entienden nada. Reconocen que hace unos días Peter Lim, propietario del club, se reunió en Barcelona con Josep María Bartomeu, presidente culé, aunque desmienten que el dueño del Valencia pactase una salida de Alcácer por unos 30 millones de euros, siendo éste uno de los principales argumentos esgrimidos por el Barça para dar por avanzadas las negociaciónes.

Es más, públicamente voces autorizadas han recalcado que el jugador no está en venta para dar, de esta manera, por zanjado el tema.

Como decíamos, en Valencia crece la tensión por momentos hasta el punto que desde las oficinas blanquinegras valoraron preguntarle al jugador qué de cierto había en todo. Alcácer hace lo que debe, que es ver el partido desde la grada, consciente de que en las sesiones de entrenamiento y en el primer partido de Liga lo dio todo.

Denuncia

Ante tal panorama, los ejecutivos y responsables del Valencia estudian poder denunciar ante la FIFA al Barcelona. Lo harían ante el acoso que están haciendo por un futbolista con contrato en vigor y con una cláusula de rescisión fijada en 80 millones.