Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A

JUEGOS OLÍMPICOS | NATACIÓN

Phelps logró la plata compartida en su última carrera individual

El singapurense Joseph Schooling se llevó el oro en la última prueba individual del mito de la natación.

Phelps logró la plata compartida en su última carrera individual
MICHAEL DALDER REUTERS

Michael Phelps, se convirtió en la noche del viernes en el único nadador de la historia olímpica que repite título en cuatro Juegos consecutivos. Su aplastante victoria en los 200 estilos, su cuarto oro en Río, su vigésimo segundo (si fuera un país estaría tercero en el medallero por detrás de Estados Unidos y Australia), y su vigésimo sexta medalla, fue la que más recordó al Phelps de Pekín 2008, donde logró de colgarse ocho oros olímpicos y únicamente le pudo toser Milorad Cavic en los 100 mariposa. En aquella ocasión, el croata se quedó a una centésima de arrebatarle el oro, pero en Río esta verdugo sí apareció.

El nadador de Singapur Joseph Schooling, diez años más joven que el de Baltimore y quien está a las órdenes del medallista español en Seúl 88 Sergi López, está curtido en mil carreras ya pese a su juventud. Pues Schooling le quitó el quinto oro a Phelps, que pasó el primero 50 en sexta posición y luego le faltó la fuerza suficiente para atacar la victoria. Muy seguro el asiático, que hizo una gran primer 50 y un mejor segundo, lo que le valió para tocar pared con una marca de 50.39.

Phelps nadó hasta una plata que tuvo que compartir con sus dos rivales de los últimos años, el sudafricano Chad le Clos y el húngaro Laszlo Cseh. Todos ellos hicieron 51.14. La estampa de este tridente de la mariposa en el podio fue una diferente fotografía en la carrera de Phelps, que alcanzó la 27ª medalla y este sábado, en la última jornada de la natación en Río, es claro favorito con su país a ganar el oro en el 4x100 estilos.

La emoción de Michael Phelps en el podio y sus continuas miradas a su familia sonaron a despedida, pero su amigo Ryan Lochte volvió a sembrar las dudas. En unas declaraciones a The Today Show, el periodista le obligó a decir delante de la cámara “Michael, nos veremos en Tokio”, aunque justo después se mostró convencido. “He hecho esto porque estoy seguro de que él estará allí”.