Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Serie A
  • Liga Chilena
Premier League
Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Palmeiras Palmeiras PAL

-

Liga Ascenso MX Apertura
FINALIZADO
Celaya Celaya CEL

4

Universidad de Colima Universidad de Colima UCO

0

INGLATERRA

Ibrahimovic: "Soy un tipo familiar, pero cuando entro en el campo soy un león

El sueco ha confesado recientemente que no es "arrogante". Repasamos aquí algunas de las perlas que ha dejado para la posteridad.

Zlatan Ibrahimovic nunca pasa desapercibido, incluso cuando dice cosas normales. Tal y como recoge Daily Mail, el jugador se ha sincerado y ha dicho que no es como la gente piensa.

"La gente tiene la imagen de que soy un chico malo y se pregunta cómo es Zlatan. Soy un tipo familiar, pero cuando entro en el campo soy un león. Esa es la gran diferencia. No creo ser arrogante del modo que la gente cree. Soy confiado y creo en mi mismo. Tengo una visión y lo hago todo. Trabajo duro para ello".

Esas palabras parecen mostrarnos el lado más humano del gigante sueco.

Lo cierto es que ha dejado declaraciones de lo más divertidas para la posteridad, precisamente por su 'falta' de humildad. Aquí repasamos algunas de ellas:

"Zlatan no hace audiciones" (Cuando Wenger le pidió hacer una prueba en el Arsenal).

"Nada, ella ya tiene a Zlatan" (Cuando le preguntaron qué le iba a regalar a su mujer).

"Estamos buscando apartamento. Si no encontramos nada, seguramente compre un hotel" (Cuando llegó a París).

"La primera vez me fui por la izquierda y él lo hizo. Después me fui por la izquierda y el lo hizo también. Luego me fui por la izquierda otra vez y el se fue a comprar un perrito caliente" (Sobre el defensa del Liverpoool Henchoz).

"No hay nada que ver en un Mundial sin mi" (Al no clasificarse Suecia para el torneo).

"No seré el rey, seré el dios" (Cuando Cantona dijo que en Manchester sólo podía reinar uno y que Zlatan podía ser el príncipe).