Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

REAL MADRID

El Madrid se queda con Asensio y pone a Isco a la venta

La decisión de Zidane de quedarse con Asensio complica el futuro del malagueño. Si llega una buena oferta por él, el Real Madrid le venderá.

El Madrid se queda con Asensio y pone a Isco a la venta
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Real Madrid ha puesto a Isco en el mercado. La política del club es clara: "Deben salir antes de entrar". Y el malagueño podría ser el elegido para abandonar el equipo blanco si llega una buena oferta por él. No obstante, el Madrid sólo le vendería si algún club está dispuesto a poner sobre la mesa una gran oferta.

En ningún caso se va a vender al futbolista por un precio que esté por debajo de su valor de mercado. La Juve pide 120 millones por Pogba, mientras que el City ha desembolsado una cantidad cercana a los 50 millones por Sané al Schalke. Por tanto, con las cantidades que se manejan en este mercado de verano, el precio de Isco debería estar a medio camino entre esos dos futbolistas.

La decisión de Zidane de quedarse con Asensio, que ya hizo pública el pasado martes, complica el futuro de Isco. El propio entrenador francés, sin dar nombres, dejó la puerta abierta a posibles salidas entre los centrocampistas después de anunciar la continuidad del balear. "Son todos muy buenos, pero vamos a tomar decisiones", dijo Zizou.

El descontento con Isco en la planta noble del club es un tema que viene de largo y no es la primera vez que quieren escuchar ofertas por el jugador. El malagueño rindió a un gran nivel en su primera campaña, la 2013-14: 11 goles y 7 asistencias en 53 partidos (3.297').

El futbolista pronto se convirtió en uno de los preferidos del Bernabéu y en el club esperaban que, por su juventud, su rendimiento no parase de crecer. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. En el siguiente curso sus números se quedaron en 6 goles y 8 asistencias, a pesar de que jugó los mismos encuentros (53). Al final de esa campaña, en las oficinas blancas se llegó a una conclusión que desde entonces el malagueño no ha sido capaz de revertir sobre el césped: "Isco es un futbolista más vistoso que efectivo", deslizaban distintas voces desde dentro del club. Se esperaba un aumento en sus números (goles y asistencias) que no ocurrió.

En la última temporada el rendimiento de Isco descendió aún más. No consiguió un puesto en el once ni con Benítez, primero, ni con Zidane después. Incluso escuchó algunos pitos del Bernabéu, que siempre le había protegido. Marcó 5 goles y repartió 10 asistencias en 43 partidos. Fue la temporada en la que menos jugó desde que es futbolista blanco, a pesar de no sufrir ninguna lesión. Un descenso de minutos y rendimiento que terminó por dejarle fuera de la Eurocopa a pesar de ser un habitual durante la fase de clasificación (fue uno de los dos descartes finales, junto a Saúl). Esto terminó de desencantar a los dirigentes, aunque no tanto a Zidane, que siempre ha tenido buenas palabras en público hacia Isco.

James

James es el otro nombre que está sobre la mesa con la llegada de Asensio. Pero el caso del colombiano es distinto. En el club son contundentes: James se queda. Confían en que vuelva a recuperar el nivel de su primera temporada en el Madrid. Su situación sólo cambiaría si fuera James quien se dirigiera al club para comunicar que quiere buscar una salida. En ese caso, el jugador tendría también que presentar una oferta que convenciera al Madrid, porque el club blanco no tiene intención de venderle. Por el momento, esto no ha ocurrido ya que James ha manifestado públicamente su deseo de continuar en el equipo. Por tanto, ahora mismo en las oficinas blancas ven con mejores ojos una posible salida de Isco.