Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

EL PERFIL

Julian Green: el estadounidense goleador del Bayern Munich

El joven Julian Green pelea por el pichichi del verano. Pep Guardiola no le quiso y tras su cesión al Hamburgo volvió al filial.

Julian Green: el estadounidense goleador del Bayern Munich
AFP

Las jovenes promesas no lo tienen del todo fácil en el Bayern Múnich. Mitchell Weiser, Sebastian Rode e incluso el propio Mario Götze ficharon por el gigante alemán con la idea de triunfar, pero tras unos años de frustración terminaron abandonando el conjunto bávaro para probar suerte en otro club. Lo mismo sucedió con Julian Green, un joven norteamericano con la doble nacionalidad alemana criado en Baviera y formado en las categorías inferiores del Bayern.

Tenía 18 años cuando firmó su primer contrato profesional, al poco tiempo debutó en la Champions y entró en la convocatoria estadounidense para el Mundial de 2014, donde su gol en octavos ante Bélgica le lanzó al estrellato. Por su rapidez y su instinto de killer de cara a la portería le bautizaron como German Wunderkind (el niño prodigio alemán), pero el futuro iba a ponerle ante una dura prueba que parece haber superado. No gozó de muchos minutos durante la primera campaña de Guardiola en el Bayern y los mandamases bávaros optaron por una cesión de un año al Hamburgo, donde también terminó sentado en la grada. “Creo que nunca he llegado a sentirme tan solo”, dijo en aquel entonces. Pero la joven perla no se dio por vencida y continuó luchando, sobre todo cuando volvió a Múnich a principios de la temporada pasada, tal y como lo aprendió durante su infancia.

Green es hijo de padre norteamericano y de madre alemana, nació en Florida, pero regresó con su madre a tierras teutonas porque ella echaba de menos su patria. De vuelta a casa, con tan solo dos añitos, empezó a jugar con el balón que años más tarde le llevaría a entrenarse bajo las ordenes de Guardiola.

Pero el catalán tampoco contó con él tras su vuelta del Hamburgo. Tuvo que jugar con el filial y no bajó los brazos. Se dedicó a meter goles. Diez en total y cuatro asistencias. No pasó por alto para Ancelotti, que le llevó a la gira norteamericana.

En su casa, asombró a todos con su hat-trick al Inter en apenas 35 minutos. El delantero del Bayern es uno de los máximos artilleros del verano junto con Marcelo y Ribery y a base de goles aprieta a Ancelotti. “No quiero volver a jugar en el segundo equipo”, dijo el ariete de ahora 21 años. Carletto, consciente de que es el sustituto perfecto de Lewandowski, no dudó en contestarle: “Tendrá la oportunidad de jugar”.