REAL MADRID

Sin CR7, la Supercopa será la prueba de fuego para Morata

El internacional español se está machacando en Montreal. La tarde del viernes, de descanso para el resto, la pasó entrenándose dos horas supervisado por Zidane.

Sin CR7, la Supercopa será la prueba de fuego para Morata
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Madrid ya sabe que no tendrá a Cristiano en la Supercopa de Europa y Morata sabe, también, que el duelo contra el Sevilla en Trondheim (Noruega) es su primera gran oportunidad de sacar los codos y hacerse hueco en el once. En el envite contra los de Sampaoli no estará Cristiano y Bale llegará muy corto de forma. El galés tiene que presentarse a la disciplina blanca el día 31 en Nueva York, sólo nueve días antes de disputarse el primer título… El 11 madridista acabó muy castigado muscularmente el tramo final de la temporada con el Madrid a lo que hay unió el esfuerzo en la Eurocopa. El Madrid y Zidane quieren riesgo cero con él y se le regulará los minutos en función de las sensaciones que tenga el propio atacante. Con dos vértices de la BBC sin estar disponibles como Zizou querría, Morata entrará en acción junto a Benzema, previsiblemente caído a una de las bandas, una posición que no le resultaría extraña porque allí se desenvolvió en el Castilla de Toril.

En la hoja de ruta de Zidane está que Morata sea importante en Trondheim. Le ha puesto tarea extra para que coja el tono físico que quiere el galo y acortando los plazos lo máximo posible. Este jueves, mientras el resto del equipo gozó de una tarde de descanso para relajarse, Zizou se llevó al Nutrilait Centre a Morata, Lucas Vázquez y Sergio Díaz, los tres que se incorporaron cuatro días después a la pretemporada blanca. Zidane le dio instrucciones a Antonio Pintus de que le exigiese durante la sesión y Morata se ejercitó durante dos horas con mucha intensidad. Su cara al regresar al Ritz Carlton reflejaba la paliza por la que habían pasado...

Morata, en todo caso, ya llegó a Canadá en un estado físico óptimo para afrontar este primer tramo de la preparación. También Benzema, que pese a sus molestias de cadera en el inicio de la gira, se ha presentado en Montreal con un nivel de grasa corporal muy ajustado tras pasar durante sus vacaciones una semana en el Espace Henri Chenot, un centro de alto rendimiento y dietética en Los Dolomitas italianos. Un lugar que conoció hace cinco años por indicación precisamente de Zidane. Los dos, Benzema y Morata, llevarán el peso del ataque del técnico galo para pelearle al Sevilla el primer título 2016-17.