BARCELONA

Luis Enrique hará lo posible para que Rakitic se quede en el Barça

El técnico lo considera imprescindible y apoyará la mejora de contrato prometida. Tiene contrato hasta 2019 y cláusula de 100 millones.

Según informaron a AS fuentes cercanas al jugador, Rakitic seguirá en el Barcelona. El croata valora mucho la estabilidad adquirida en la Ciudad Condal. Eso sí, sabe que es un jugador cotizado y que tiene una mejora de contrato prometida por Bartomeu. Y ha tenido proposiciones de todas las grandes Ligas europeas: Serie A, Premier y Bundesliga. Pero, sobre todos, su gran aval es Luis Enrique. Es el técnico en primera persona el que ha evitado siempre cualquier tentación de la secretaría técnica de escuchar ofertas.

El asturiano considera a Rakitic un jugador imprescindible en el ecosistema azulgrana. Es cierto que el año pasado le sustituyó en 25 de los 49 partidos en que fue titular (el 51,02 por ciento). Pero la razón no fue el descontento con su rendimiento sino el desgaste. Rakitic acabó la temporada con 57 partidos en sus piernas y 4.040 minutos de juego más los partidos de selección. El croata es un jugador con un altísimo sentido táctico. Y con un compromiso especial. Si algo valoran los técnicos que ha tenido Rakitic en su carrera es su tremenda profesionalidad. Rakitic es mucho en el césped pero también fuera. Un pegamento especial en los vestuarios.

Luis Enrique es consciente de que el croata tiene pendiente esa mejora de contrato que fue prometida por el club y la respaldará en primera persona. Procedente del Sevilla, Rakitic firmó un contrato por cinco años (hasta 2019) y tiene una cláusula de rescisión de 100 millones de euros (109,75 millones de dólares). Según el entorno del futbolista, sin embargo, esa cantidad es “irrelevante” porque Rakitic no se quiere mover ahora mismo del Camp Nou.

De hecho, el futbolista colgó un mensaje en las redes sociales loco por incorporarse el 1 de agosto y conocer a las caras nuevas para pelear por una titularidad que de momento no corre peligro. El mayor obstáculo que haya podido tener un jugador del Barcelona en los últimos veinte años, ocupar el sitio en el campo de Xavi Hernández, lo saltó Rakitic en cuatro meses a su llegada a Barcelona. Pocas cosas le pueden asustar ya.