NBA

Durant: "Tenía miedo de salir a la calle por si me atropellaban"

El alero habla de sus primeros días tras publicar que se iba a los Warriors y asegura que Russell Westbrook no tuvo ninguna ingerencia.

0

Comenzó la concentración del Team USA de cara a los Juegos de Río y la gran noticia, un día más, era Kevin Durant, que no se reencontró con Russell Westbrook por la renuncia del base a estar en el equipo que disputará los Juegos Olímpicos. Esa hubiera sido sin duda la imagen del día, de las últimas semanas en realidad. Pero hubo que conformarse, que no es poco, con escuchar a un Durant muy sincero y reflexivo, que abordó todas las preguntas acerca de su salida de los Thunder, su decisión de fichar por los Warriors y las consecuencias que eso ha tenido para su imagen.

Durante casi treinta minutos, el nuevo jugador de los Warriors habló de forma pausada, y llegó a reconocer que pasó días francamente malos después del anuncio: “No salía de la cama. Creía que si pisaba la calle alguien vendría a atropellarme con el coche o a insultarme… me quedé metido en casa, tratando de procesarlo todo. Quería estar rodeado solo de mi familia, recibir mensajes positivos. Sabía que podía haber un mal recibimiento a mi decisión después de tantos años en Oklahoma. Pero llegó un punto en el que asumí que la vida sigue, que no te puedes esconder para siempre y que hay que afrontar las cosas”.

Después de esos días de encierro y muchas partidas a la Xbox, Durant se abrió al mundo para encontrarse a leyendas como Charles Barkley y Reggie Miller cargando duramente contra él: “Son dos personas con voz y parece que todo el mundo piensa lo mismo que ellos. Es como ‘si Charles lo dice, debe ser verdad...’ Y así las cosas parecen más grandes de lo que realmente son. Pero los que me rodeaban me apoyaban. Mi familia me va a apoyar siempre. Si me retiro del baloncesto y me pongo a jugar al tenis me apoyarán y me querrán. Solo tengo que pensar en eso para sentirme bien”.

El alero también quiso dejar claro que Russell Westbrook no había sido un factor en su decisión de marcharse de los Thunder: “En absoluto. Sabía que saldría ese asunto una vez hecho el anuncio y no puedo controlarlo, pero decidí solo en función de dónde quería jugar. Se le puede dar las vueltas que se quiera pero al final decidí por eso: dónde quería jugar al baloncesto”. Eso sí, repitió una vez más que no ha vuelto a hablar con su excompañero: “No, no en profundidad. Pero sé que lo haremos en algún momento”.

Durant también asumió que se ha roto su vínculo con Oklahoma City, aunque todavía no piensa en qué recibimiento tendrá cuando vuelva a la ciudad para enfrentarse a los Thunder: “Habrá que ver, no he pensado en ello. Así es el deporte y lo que lo rodea. Lo entiendo: he jugado allí ocho años y he visto cómo ciudad y equipo estrechaban vínculos. Entiendo eso y por eso me dolió herir a mucha gente. Sé que habrá reacciones muy emocionales porque siempre es así, lo entenderé. El deporte no deja de ser más que una forma de abstraerse por unos momentos del mundo real. Solo iré allí a ser el jugador que soy y la persona que soy. Pasé unos años maravillosos en los Thunder. Es una gran institución y eso no dependía de mí, no va a cambiar”.

El alero también fue sincero a la hora de reconocer que ni se había reunido con los Lakers porque no era el momento de unirse a una franquicia todavía en una fase muy temprana de su reconstrucción: “Es un equipo al que respeto enormemente pero creo que le falta un par de años para llevar a dónde yo quería estar ya”.