BARCELONA

Qatar valora darle nombre al Camp Nou en 2022

Al club le interesa por el dinero y a los árabes por imagen. Después de cerrar el año de patrocinio tienen la temporada para ampliar pactos.

Qatar valora darle nombre al Camp Nou en 2022
AFP

Qatar y el Barcelona supieron reconducir sus relaciones, aunque hubo un momento, a finales del pasado año, que los ejecutivos árabes destinados a negociar con los responsables de márketing culé “no les cogían el teléfono”. Apareció un negociador de confianza de las dos partes y consiguió prolongar por un curso el contrato de patrocinio, una vez agotado el que se firmó en 2011 por cinco años. El Barça debe hacerlo oficial en breve y la partida de millones del nuevo acuerdo (unos 40 millones de euros) vendrán de maravilla a la economía del club azulgrana. Pero puede haber más para el futuro.

Tras sellar el pacto la pasada semana en Londres hasta el 30 de junio de 2017, las dos partes parecen estar dispuestas a seguir negociando. Hay margen para otro pacto. Al Barça le interesa por el dinero y a los catarís por la proyección a nivel mundial. Así, el naming right del Camp Nou volvió a ponerse encima de la mesa. Encajan bien las piezas, por mucho que algunos socios se quejen del sistema político que tiene el patrocinador del club culé y de las condiciones de trabajo de sus inmigrantes. Pero esa parece ser otra historia. La impresión es que las intenciones están ahí y que en el Camp Nou mantienen la sensación de que no es imposible lograr el objetivo, después de haber tanteado a diversas multinacionales con buenas intenciones aunque sin el músculo económico que tienen los árabes. Cifras y años de contrato no se saben aún, aunque todos tienen en la cabeza que debe ser el próximo paso.

En 2022. Será cuando se dispute el Mundial de Qatar y para entonces la proyección del país debe ser la mejor posible. Consideran que el Barça es una gran ventana al mundo, aunque en los últimos meses las relaciones fueran tensas. Así, y con el pacto firmado por un año, todo debe relajarse y al gobierno qatarí le agradó que el Barça mantuviese durante tres semanas del mes de julio la publicidad del país de manera aparentemente gratuita. Estamos en tiempos en los que las multinacionales no regalan nada y menos publicidad y eso sí que lo hizo el Barça con Qatar.