Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

AFC Norte desde dentro

Las 4 predicciones más locas sobre la AFC Norte

¿Volverá Flacco a ser “élite” tras su lesión? ¿Aprovechará Griffin su nueva oportunidad? ¿Será titular Villanueva? ¿Repetirá Cincinnati en playoffs?

Las 4 predicciones más locas sobre la AFC Norte

Tras la finalización de OTAs, minicamps, y eventos varios que cada equipo organiza con el fin de tener ocupados a sus jugadores en el football y que, al menos durante este tiempo, no hagan el canelo, ahora nos toca hacerlo a quienes escribimos sobre él. Se acerca la temida “silly season”, la “temporada tonta”, época de rankings imposibles sobre los mejores de la historia en tal o cual posición, y hacer noticia de la más nimia estupidez. Sumémonos pues a tan bonita tradición con una serie de predicciones, unas más osadas que otras, sobre el devenir de los equipos de nuestra querida división. Lo bueno de estos artículos es que si acierto quedaré como un genial visionario, y si no, pocos se molestarán en revisar estas líneas una vez pasada la temporada para constatar mis errores y echármelos en cara (os ahorro el trabajo, el año pasado sólo acerté 1 de 4).

- Joe Flacco sobrepasará las 4500 yardas de pase

No tengo dudas de que “Joe Cool” volverá bien recuperado de su lesión, ni que la ofensiva de Trestman se adapta como un guante a sus características. Parece por tanto asequible que supere las 4000 yardas de pase por primera vez en su carrera, ya que las últimas temporadas que ha jugado completas, ha rozado esta cifra. Sin embargo, tras analizar su renovado cuerpo de receptores, en el que por supuesto hay que incluir a RBs y TEs, me he venido arriba y subo la apuesta hasta las 4500. Una de las principales carencias del equipo córvido en 2015 fue el pase largo. La pérdida de Torrey Smith, sumada a lesiones de Perriman y Steve Smith, y a la decepción que supuso Marlon Brown, dejó la ofensiva sin amenaza profunda, permitiendo a las defensas contrarias acogotarles en reducido espacio.

Una vez tomado nota de esto, se fichó a Wallace, un receptor “monoruta”, pero que conserva la velocidad. Si además tenemos en cuenta las adquisiciones en la agencia libre del TE Watson y el RB Dixon en el draft, podemos concluir que una vez abierto el campo con los WRs profundos, el juego de pase no va a parar ahí, sino que castigará las zonas intermedias, aumentando los números de Flacco.

- Robert Griffin III ganará el premio al “comeback player”

A día de hoy, me parece el más firme candidato para este reconocimiento al jugador que consigue relanzar su carrera. Su situación no puede ser más propicia. Cierto que no tiene un grupo de receptores consolidado, pero tampoco lo tenía en 2012 en Washington y fue elegido rookie ofensivo del año, con record incluido de QB-rating para un novato. Los Browns presentan dudas en el juego de carrera, pero no menos que aquellos Redskins en los que el RB titular fue el desconocido novato de 6ª ronda Morris, y eso no les impidió ser el equipo que más yardas terrestres acumuló, en buena medida, gracias a su propia aportación. Lo que quiero decir es que no necesitó entonces un gran plantel a su alrededor, y no tiene por qué ser diferente ahora. Además, tiene dictándole órdenes en su auricular a Hue Jackson, uno de los más prestigiosos gurús de QBs en la liga, quien por si fuera poco, declinó escoger un rookie en 1ª ronda por preferirle a él. Nadie espera mucho del equipo este año, lo que puede liberarle de presión para desplegar su juego con mayor comodidad mientras recupera la forma óptima. No sé hasta dónde podrán llegar los Browns, pero apuesto que su nuevo QB va a ser uno de los protagonistas de la liga 2016.

- Villanueva selección

O lo que es lo más parecido, a la Pro Bowl. Por supuesto, como español es una apuesta que me encanta hacer, pero la hago con la cabeza, no sólo con el corazón. Alejandro es un estudioso del puesto. El déficit de experiencia específica en el mismo (en su carrera ha jugado en varias posiciones) y su natural dedicación, le llevan a preguntar continuamente conceptos para no dejar de progresar. Tiene la fortuna de estar entrenado por uno de los mejores de la NFL, Mike Munchak. Desde que tuvo la oportunidad de la titularidad, su juego ha ido mejorando paulatinamente, corrigiendo los lógicos defectos de un debutante (sólo concedió 3 sacks defendiendo a un QB tan difícil por el tiempo que aguanta en el pocket como Roehtlisberger).

No sólo su juego, sino su presencia, se han hecho notar cada vez más en el equipo, donde es un referente por su actitud. Aunque la NFL sólo le contabilice un par de años de experiencia, tiene ya 27, y varias campañas en Afganistán como militar, por lo que es una figura respetada en el vestuario. A medida que se encuentre más asentado en el puesto, estoy convencido que los entrenadores le darán más responsabilidades, incluso como receptor elegible por su experiencia de WR y TE. Dicen que el puesto de LT está abierto, pero yo no me lo creo. Son los típicos comentarios que deben hacer los técnicos para mantener la competitividad entre los aspirantes, pero hay que saber leer entre líneas. Si los Steelers no confiaran en él, nunca hubieran dejado ir a Beachum, cortado a Adams, o fichado a un veterano como Harris, quien pese a su amplia experiencia en la posición, no le veo titular, sino de “swing-tackle”, como primer suplente para ambas posiciones. Su carácter humilde y sacrificado le hace ser uno de los favoritos entre los aficionados, y recordemos que a la Pro Bowl se llega por votación popular.

- Los Bengals quedarán fuera de playoffs por primera vez en la era Dalton.

No todas las predicciones tienen que ser positivas. Lo que tienen que ser, como anuncia el título, son atrevidas. Y realmente es arriesgado apostar contra el vigente campeón de la división y una de las franquicias más sólidas de los últimos años, pero mi naturaleza pesimista como impenitente seguidor bengalí me empuja a este pronóstico. Todo lo bueno se acaba, y en algún momento habrá que despertar del sueño. El equipo es peor que el año pasado. Aparcando la lesión del TE Eifert, las posiciones de WR2 y WR3 estarán ocupadas por receptores con quienes Dalton aún no ha desarrollado la química necesaria, y que son el mediocre LaFell y el novato Boyd. No imagino un paso atrás del pelirrojo, pero se enfrenta a un reto importante de incierto resultado sin el respaldo de Hue Jackson en la dirección ofensiva. En defensa, perdieron dos pilares en la secundaria como los veteranos Nelson (SF) y Hall (CB), mientras que el front-seven apenas se ha reforzado pese a saber que Burfict (LB) faltará 3 partidos por sanción. Por si no fuera suficiente, jugarán un partido en Londres, maldición de la que pocos han escapado.