MERCADO NBA

Durant tiene muchas opciones: Warriors, Spurs, Heat, Celtics...

Analizamos las oportunidades, de mayor a menor, que se abren para el alero en un verano en el que es agente libre. La NBA espera su decisión.
Final en vivo: Cavs vs Celtics, juego 5

Durant tiene muchas opciones: Warriors, Spurs, Heat, Celtics...
Christian Petersen AFP

Toda la NBA espera la decisión de un único jugador para empezar a moverse: Kevin Durant. Desde aquel verano de 2010 con LeBron James y The Decision, un solo hombre no había levantado tanta expectación en el mercado de la agencia libre. Y es, simplemente, porque es uno de los mejores jugadores del mundo que, tras nueve temporadas en una misma franquicia (Seattle SuperSonics / Oklahoma City Thunder), podría cambiar de hogar. Sería un terremoto con un impacto colosal en una Liga que ha gravitado entre La Bahía de San Francisco y Cleveland estos dos últimos años.

Durant hablará antes del 9 de julio, día en el que tiene previsto iniciar un viaje comercial fuera de Estados Unidos. Su futuro es demasiado importante y no se va a precipitar. Al igual que tampoco retransmitirá su estancia o mudanza al estilo de El Elegido. Aunque debemos ser conscientes que el culebrón KD podría no acabar aquí: según informó Adrian Wojnarowski, el alero medita firmar un 1+1. Es decir, en verano de 2017 estaríamos en el mismo punto y con mucho más dinero en juego, pues el margen crecerá hasta los 92 millones el próximo curso y a los 107 el siguiente. Existen, por tanto, muchas dudas e incertidumbres que tienen múltiples escenarios con la necesidad de ganar el anillo de forma inmediata en el horizonte.

Oklahoma City Thunder - Opción A

Lo que parecía imposible a mediados de este curso, es ahora una realidad casi palpable. Los Thunder hicieron algo impensable durante la final de la Conferencia Oeste: luchar de tú a tú contra los Warriors, el equipo del 73-9 y, hasta estas Finales, campeones de la NBA con un poder aparentemente indestructible. OKC se situó 1-3 y estuvo a 4:30 de eliminar a Curry y compañía. Sólo la inspiración mágica de Klay Thompson provocó que lo improbable no sucediera.

Con esto, Durant estaría conforme por el momento. Una final de Conferencia y la sensación de que con algo más de profundidad en la plantilla se habría obrado el milagro. Además, el 1+1 le permitiría tratar de asaltar de nuevo el anillo junto a Westbrook y, si no sale, salir al mercado junto al base, que es libre de negociar con quién quiera el próximo año. Sam Presti se movió con presteza para retener al MVP de 2014: en la noche del draft traspasó a un estancado Ibaka a Orlando Magic por el prometedor Victor Oladipo, un escolta que como sexto hombre demostró mucha eficacia en Florida (salió desde el banquillo en 20 de los 72 partidos disputados).

Golden State Warriors y San Antonio Spurs - Opción B

Cambiarse a alguno de estos dos equipos modificaría la NBA. Los de Oakland parten con cierta ventaja sobre los texanos al tener un conjunto creado para ganar el anillo ya. Curry, Thompson, Draymond Green..., la llegada de KD provocaría un maremoto nunca visto en la Liga. Estaríamos hablando de una de las mejores plantillas (sino la mejor) de la historia. Se especularía con la posibilidad de un 82-0 en Temporada Regular, sin miedo a ser tratado de loco. "Todo lo que puedo decir es que seré muy agresivo", aviso Joe Lacob, propietario de los Warriors, a Marc Stein (ESPN) después de caer en las Finales frente a los Cavs. La ingeniera económica NBA entraría en juego con Harrison Barnes y Festus Ezeli como principales perjudicados.

En cuanto a la franquicia de la espuela plateada, el interés de Durant parece enfriarse, pero hablamos de R. C. Buford y Popovich a los mandos de la operación. El año pasado ya trajeron a LaMarcus Aldridge, por ejemplo. "Los Spurs están discutiendo en voz baja que tipo de acrobacia con el tope salarial sería necesaria para hacerse con Durant", señaló el periodista Zach Lowe a principios de mayo. Y ese sería uno de los principales problemas. San Antonio daría salida a hombres claves en la estructura de Pops como Boris Diaw, Danny Green y Patty Mills. Además, tienen la necesidad de buscar un reemplazo de garantías futuras para Parker (destrozado por Westbrook en las semifinales del Oeste) y rejuvenecer la plantilla para no anquilosarse. Estos tres puntos harían de la operación KD menos real, pero desaparecería la oportunidad de recibirían a uno de los mejores artilleros del mundo con el que completar un nuevo Big Three eterno: Leonard, Aldridge y Durant.

Boston Celtics, Miami Heat y Los Angeles Clippers - Opción C

Durant anunció que se reunirá con estas tres franquicias. Ya por interés real o porque a todos nos gusta sentirnos queridos. Si nos centramos en la primera versión, Celtics y Heat darían al alero algo que los Clippers no tienen: una Conferencia menos exigente y la certeza de que las Finales estarían más cerca que enfrentándose de manera sucesiva a Dallas Mavericks, San Antonio Spurs y Golden State Warriors. Casi nada. El aficionado, por su parte, saldría beneficiado al asistir a un mayor número de enfrentamientos entre LeBron James (que tendría un rival digno por fin en el Este) y Durant: Cleveland Cavaliers se enfrentó en tres ocasiones a Boston y otras tres a Miami durante este curso en Regular Season.

Los Celtics darían a Durant dos cosas: la mística del Orgullo Verde y un equipo joven dirigido por unos de los entrenadores con mayor proyección de la Liga como es el caso de Brad Stevens. Por su parte, los Heat presentan un equipo siempre estable con Wade y Bosh (si desaparecen sus problemas de salud) en la cancha y Pat Riley en los despachos. Él fue el hombre (entre otras millones de cosas) que convenció a LeBron James de abandonar su hogar por South Beach. Si esa no es una buena carta de presentación para imaginar de lo que es capaz, apaga y vamos.

En cuanto a la opción Clippers, aquí la segunda idea se impone. Sí que es cierto que están Chris Paul y DeAndre Jordan, además de Doc Rivers, pero si cambias de equipo para quedarte en el Oeste, lo harías por una proyecto 100% fiable (Warriors o Spurs) o por algo legendario (Lakers), no por uno que tiene una maldición enfermiza y eterna entre sus paredes

Washington Wizards, New York Knicks y Los Angeles Lakers - Opción D

Al hablar de estas tres oportunidades, nos introducimos más en el mundo de los deseos o sueños que en la realidad. Es verdad que Carmelo ha hablado con Durant sobre el tema para unos Knicks con Rose ya en sus filas (más Porzingis); que los Wizards son su hogar (y Scott Brooks entrena ahí); y que los Lakers, como dijimos antes, desprenden leyenda, pero, ¿es suficiente? Hay que recordar que los Knicks son inestables desde hace tiempo. La franquicia no conoce la final del Este desde el 2000 y es difícil que tengan opciones reales para ganar el anillo a corto plazo.

En cuanto a los Wizards, su entorno más cercano ya hizo saber a Chris Manix (The Vertical) que al alero le gusta su ciudad natal... pero de vacaciones: "Durant no está atado a Washington. Lo dicen sus amigos. Hablamos de Washington, su casa y, como sucede con muchos periodistas, no está muy por la labor de regresar para jugar en la ciudad en la que creció. Amigos y familiares (algunos de verdad, otros simplemente reclamando serlo) aparecen de repente en este tipo de situaciones y, Durant, quien ha estrechado su círculo más cercano de forma considerable en los últimos años, no tiene ningún interés en tratar con ellos. Según fuentes consultadas de la Liga, su único viaje a DC esta temporada resultó estresante para el jugador. Reafirmando a sus amigos en la idea de que firme donde firme Durant este próximo verano, no será en Washington".

Los Lakers son el último equipo al que nos referiremos porque parece que el MVP de 2014 ya ha dicho que no se reunirá con los angelinos. El conjunto entrenado por Luke Walton es demasiado joven y verde para una lucha inmediata por el trofeo Larry O'Brien y más en un Oeste, donde los procesos de reconstrucción te llevan a quedarte fuera de los playoffs a la mínima.