REAL MADRID

Keylor apura los plazos para llegar a la Gira del Real Madrid

Espera jugar ante el PSG el próximo 27 de julio. Si no fuera posible quiere estar para el 9 de agosto, cuando se juega la Supercopa de Europa.

Keylor Navas no quiere perder tiempo. Una vez intervenido del talón izquierdo (le realizaron una endoscopia mínimamente invasiva) para eliminar la tendinopatía aquílea crónica que le ha dejado sin poder participar en la Copa América con su selección y que llevaba padeciendo desde el Mundial de Brasil, el guardameta está realizando dobles sesiones en Valdebebas y en su domicilio particular con el fin de estar plenamente recuperado para el 15 de julio.

Esa es la fecha en la que algunos miembros de la plantilla madridista (entre ellos él) se reincoporará al trabajo. El portero partirá un día después a tierras canadienses con el resto de la plantilla para ponerse a las órdenes de Zidane y de Luis Llopis, el entrenador de porteros al que conoce de su etapa en el Levante.

Pero el tico tiene dos fechas marcadas en su cabeza, La primera es ocupar la portería ante el PSG el próximo 27 de julio, día en el que el conjunto blanco disputará su primer partido en tierras americanas (el encuentro se jugará en Columbus, Ohio). Si no fuera posible, la segunda fecha clave es el 9 de agosto, cuando el Madrid se medirá al Sevilla en la Supercopa de Europa en el Lerkendal Stadion de Trondheim (Noruega, 20:45 horas).

El portero no quiere contratiempos en su recuperación, pero va a hacer todo lo posible por estar disponible. Por ese motivo este año ha renunciado a sus vacaciones: quiere estar a tope para la pretemporada. En teoría, si todo marcha según lo previsto, su recuperación sería completa en un plazo de cuatro a seis semanas, aunque el cuerpo médico le ha estimado que con dos semanas más (ocho en total) ya estaría a pleno rendimiento.

Keylor atendió el domingo a un seguidor en su casa. En la imagen que éste colgó en Instagram, al tico se le aprecia la protección que cubre su pierna izquierda desde la rodilla hasta el pie. La recuperación va bien, pero no quiere riesgos.