Copa América

1994: cuando se dio el pitazo inicial al fútbol en USA

Para conceder la sede la FIFA puso varias condiciones; lo primero crear una liga profesional: La Major League Soccer.

1994: cuando se dio el pitazo inicial al fútbol en USA
Archivo

Chicago fue la ciudad escogida para no solo ser la sede de la inauguración de la Copa del Mundo de 1994, sino que fue el lugar donde se produjo el pitazo inicial del renacer del fútbol en los Estados Unidos. Algunos sentían cierto escepticismo por la decisión de la FIFA de organizar un Mundial en un país sin tradición futbolística y teniendo como principales deportes: el fútbol americano, el baloncesto y el béisbol.

En 1994 se respiraba “deporte” en cada calle de Chicago, los Chicagos Bulls se coronaron campeones de la NBA en 1991, 1992 y 1993 y los fanáticos de los Medias Blancas y de los Cachorros de Chicago mostraban su sempiterno entusiasmo por los dos equipos de la Major League Baseball (MLB); mientras que los fanáticos de los Bears de la NFL, habían celebrado un título en 1985, pero el fútbol era algo muy alejado de la cotidianidad. “Conozco a Maradona y se que mañana se juega el primer partido de la Copa, pero de allí no se más nada de soccer”, comentó una mesera del restaurant de Michael Jordan, ubicado en la famosa Michigan Ave. un día antes de la inauguración que jugarían Alemania y Bolivia en el Soldier Field, la casa de los Bears.

Uno de los diarios de circulación nacional el USA Today, realizó una encuesta el día antes del inicio de la Copa Mundial que arrojó que solo un 25% de los estadounidenses sabían de la realización del evento y que un 15% de ellos vería un partido.

En un acto bastante sencillo se dio inició al Mundial y se empezó a escribir un nuevo libro en la historia del balompié en Estados Unidos. El solemne João Havelange, presidente de la FIFA en ese entonces, ofreció un discurso (en español) donde agradeció la presencia de Bill Clinton en la inauguración. “El amor por el soccer es ahora un lenguaje universal”, afirmó Clinton dando la bienvenida a participantes, fanáticos y prensa. La frase del expresidente aún vigente la dijo en el marco de un estadio repleto, donde se hicieron presentes muchos seguidores del deporte, pero otros estaban allí por simple curiosidad. Querían descubrir por qué el soccer es llamado: el Deporte Rey. Por lo que se vería en el futuro muchos de ellos “mordieron la manzana” y quedaron rendidos ante el fútbol.

Pese a las dudas el Mundial USA 1994 registró records en asistencia, un promedio de 70 mil espectadores en cada uno de los 10 estadios que albergaron el torneo. ¿Pero cómo fue EEUU escogida para ser sede?

Para el Mundial de 1986 la Federación de Fútbol de Estados Unidos decidió apoyar a México para organizar el evento, a cambio de poder organizarlo en 1994 y con la firme promesa de desarrollar el deporte en el país. Para ello la FIFA puso varias condiciones. Lo primero la promesa de crear una liga: La Major League Soccer. El presidente de la Federación de Estados Unidos en ese entonces, Alan Rothemberg cumplió su promesa y en 1993 arrancó la liga.

La North American Soccer League, NASL, donde jugaron figuras de la talla de Pele y Franz Beckenbauer, se jugó desde 1968 hasta 1984. Por ello se tejían tantas sombras en torno a la Copa del Mundo en el país del Tío Sam. ¿Una sede del Mundial sin Liga profesional? Pues sí, pero el riesgo fue bien asumido y hoy con poco más de dos décadas de existencia (en comparación a las Ligas de Europa que cuentan con un promedio de 100 años de vida) la MLS se ubica en el puesto número 55 de la clasifiación de Ligas del mundo.

“Me atrevería a decir que la MLS es una de las ligas más serías del mundo y es por ello que David Beckham y yo, decidimos apostar por esta liga”, declaró Marcelo Claure, presidente de la compañía de teléfonos Sprint y socio de Beckham para crear una nueva franquicia de la MLS en Miami en 2018.

El fútbol renació en 1994 y dio un pase gigante en 1999 cuando la selección femenina de los Estados Unidos se coronó campeona en el mítico Rose Bowl, donde cinco años antes Brasil se había alzado como campeón. La final de 1999 se convirtió en el evento deportivo para mujeres que registró más asistencia en la historia: 90.185 fanáticos se dieron cita.