Pedro Galván

Aquí no ha pasado nada

¿Te acuerdas de aquellos momentos después de estudiar para los exámenes y haber hecho todos los ejercicios excelentemente? ¿te acuerdas que había una pregunta que te salía por allá en medio y la fallabas pero no te importaba porque sabías que ibas en buena dirección? Pues es lo que hoy ha pasado.

Recuerdo mi infancia cuando los árbitros continuamente robaban descaradamente al Barça. El Madrid no es que lo hiciera mal. Se llevó a Hugo Sánchez del Atlético de Madrid y tuvo la Quinta del Buitre con la que nunca ganó la Copa de Europa. Sería porque allí los árbitros sí que eran imparciales.

También recuerdo ir al campo con mis amigos Jordi y Narcís para ver algún clásico y que lo único que contaba era ganar al Madrid, independientemente si ganábamos o perdíamos la Liga. Y siempre la perdíamos. Esto es exactamente lo que ha pasado hoy: el Madrid ha dado alas al Barça en dos cosas.

La primera, la Liga está ganada ya que si alguien pensó que esto sería fácil se equivocó y la tensión nos viene fenomenal. Que no se duerma nadie pero es que, repito, la Liga está súper ganada.

La segunda, que esto nos da mucha más fuerza y concentración para el partido del martes. El Madrid sin darse cuenta nos ha puesto en Def con 5 (esto de las pelis americanas de alerta máxima) y además se creerá por algún momento que puede ganar la Liga. Hasta aquí podíamos llegar. Más desgaste para ellos.

Lo que ha pasado hoy es que el árbitro no ha querido expulsar a Sergio Ramos en el minutos 8 de la primera parte con un penalti de libro a Messi. Luego nos hemos relajado, después del primer gol, cierto es, pero este pequeño bajón sin importancia, nos hará estar más concentrados para el partido contra el Atleti.

De este clásico no se acordará nadie, es una pura anécdota del que se dirá: " sí sí les ganaron pero perdieron la Liga" como hace años pasaba al revés.

El martes rumbo a Milán y a ganar.