Pedro Galván

El Barça del siglo XXII

Mira que corren y corren los del Arsenal. Al patadón es posible pero poco probable que nos metan un gol. Uno palpa la diferencia porque jugamos a dos cosas diferentes.

El Arsenal o EGE (Ese Gran Engaño) y su entrenador otro que tal, tienen un fútbol de siglo XIX, como mucho de principios de siglo XX. Por el contrario, nuestro futbol es del siglo XXII. Este equipo se empezará a entender dentro de cien años, como pasa con la NBA, donde todavía no ha aparecido nada que se compare con los Bulls de Jordan. El Dream Team era algo alienígico que no cuenta. Cuando ninguno de los que leemos estas líneas estemos en este mundo y los que estudien cómo se jugaba a futbol pongan imágenes, saldremos nosotros y dirán "jugaban a otra cosa".

Cada partido que pasa estoy más convencido que somos el mejor equipo de la historia. Actualmente, no sólo podemos ganar a cualquier equipo del mundo sino que podríamos haber ganado a cualquier equipo de leyenda: aquel Milan de Van Basten que metió 5 al Madrid, a la selección argentina de Maradona del 86, al Brasil de Pelé... a todos ellos les habríamos ganado. No creo que fuera fácil, pero sí lo conseguiríamos. Los de la generación de los 70 y 80 teníamos esa sensación de inferioridad por todos aquellos robos arbitrales que sufrimos, pero nuestro equipo, durante los últimos años nos ha cambiado la forma de sentir los colores y, claro, también Florentino ha ayudado.

Hoy el Presidente del Barça ya lo apunta: "nuestro rival no es el Madrid, nuestro rival es la Premier", básicamente porque ellos tienen más dinero que nosotros, porque su liga está mejor gestionada que la nuestra y porque su internacionalización es, desde hace años, ejemplar.

Si te pones a pensar, quienes escriben y acuden a tertulias deportivas de altas horas de la noche, son de generaciones donde el Madrid, con ayudas arbitrales y fichajes robados como el de Di Stefano, le era fácil ganar. Incluso contar Copas de Europa iniciales cuando la Copa de Ferias es la que de verdad importaba hace cincuenta años es hacerse trampas al solitario pero bueno, mientras unos gritan y se anclan en el pasado, nosotros seguimos creando historia. Ahora mismo, nosotros estamos en otra dimensión. Sólo nosotros podemos perder si nos auto destruimos con presidentes imputados a la fuga o sponsors de dudosa reputación.

Me gusta porque a amigos madridistas como Marcos o Jona solo les quedan los "casis": " Es que el Arsenal casi os mete un gol antes de marcar vosotros". Que sí que sí, que lo que queráis y que si la abuela fuma.

Ya tengo el vuelo para Milán. La historia nos espera.