Cine

La Academia se disculpa con Sacheen Littlefeather por los Oscar de 1973

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se disculpó con Sacheen Littlefeather por los Oscar de 1973, donde apareció en nombre de Marlon Brando.

Actualizado a
La Academia se disculpa con Sacheen Littlefeather por los Oscar de 1973

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se ha disculpado formalmente con Sacheen Littlefeather tras su polémica aparición en los Oscar de 1973, en los que apareció en nombre de Marlon Brando para rechazar su Premio como Mejor Actor por su papel en El Padrino.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, la “declaración de reconciliación”, la cual fue firmada por el entonces presidente de AMPAS, David Rubin, se envió en junio. No obstante, su existencia se reveló este lunes luego de que el Museo de la Academia anunciara los planes para “Una noche con Sacheen Littlefeather”, un programa que se llevará a cabo el 17 de septiembre.

¿Qué pasó con Sacheen Littlefeather en los Oscar de 1973?

En los Oscar de 1973, Littlefeather, una apache de las Montañas Blancas, leyó un mensaje de Marlon Brando destacando los estereotipos de los nativos americanos en la industria del entretenimiento, así como la protesta de Wounded Knee de 1973 en Dakota del Sur. En su disculpa, la Academia dijo que el momento “resultó en que ella fuera boicoteada profesionalmente, atacada y acosada personalmente, y discriminada durante los últimos 50 años”.

Te puede interesar: Johnny Depp dirige su primera película en 25 años: “Modigliani”, con Al Pacino de co-productor

En un documental del año pasado titulado ‘Sacheen: Breaking the Silence’, ella dijo que se sintió abandonada por el actor en medio de la reacción negativa. Además, afirmó que Hollywood la “puso en la lista negra” y que nunca obtuvo otro papel en el cine o la televisión.

La disculpa de la Academia, firmada por Rubin, señala, entre otras cosas: “El abuso que soportó debido a esta declaración fue injustificado e injustificado. La carga emocional que ha vivido y el costo de su propia carrera en nuestra industria son irreparables. Durante demasiado tiempo no se ha reconocido el coraje que demostraste. Por ello, ofrecemos tanto nuestras más profundas disculpas como nuestra más sincera admiración, según THR.

“Hoy, casi 50 años después, y con la guía de la Alianza Indígena de la Academia, estamos firmes en nuestro compromiso de garantizar que las voces indígenas, los narradores originales, sean contribuyentes visibles y respetados. Esperamos que reciba esta carta con un espíritu de reconciliación y como reconocimiento de su papel esencial en nuestro viaje como organización. Estás para siempre respetuosamente grabada en nuestra historia, se lee también en la disculpa.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?