Derbi

ALBERTO MARTÍNEZ

El gran valor de las pequeñas alegrías

De la calma de la primera parte se pasó a la hostilidad tras el 1-1 de Piqué, con un campo cada vez más impracticable, y unos decibelios que aumentaron.

Alberto Martínez