Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PREMIER LEAGUE

Fanáticos del Everton le enviaron curioso regalo a Haaland en honor a sus 36 goles

Erling Haaland consiguió su anotación número 36 en Premier League y aficionados del Everton le otorgaron un curioso regalo en homenaje.

Estados UnidosActualizado a
Erling Haaland consiguió su anotación número 36 en Premier League y aficionados del Everton le otorgaron un curioso regalo en homenaje.

Erling Haaland se convirtió en el máximo goleador en una temporada en Premier League con 35 anotaciones, dejando atrás los números de Andy Cole y Alan Shearer, ahora, el delantero de Manchester City aumentó su cifra marcándole al Everton en el partido correspondiente a la jornada 36 del fútbol inglés y recibió un curioso regalo.

PODRÍA INTERESARTE - “Gio Reyna no me lo pone fácil”, Edin Terzic sobre el jugador del USMNT

El primer dato curioso se dio previo a éste enfrentamiento, pues el máximo goleador en la presente campaña de la Premier League estrenó unos zapatos que tenían impreso el número 35, haciendo alusión a su récord de goles, sin embargo, un partido le duró ese homenaje, ya que al convertirle al Everton, llegó a 36 anotaciones y modificó de manera curiosa el estampado con un plumón.

Tras haber conseguido su anotación número 36 en Premier, aficionados del Everton le hicieron llegar una bota en homenaje a que dicha anotación histórica, cayó ante ellos, con la leyenda: “E. Haaland, récord de goles en Premier League. De los aficionados del Everton”.

El delantero noruego no dejó pasar el detalle de largo y subió una historia a su cuenta de Instagram con la foto del botín y agradecimientos: “Muchas gracias”.

Ampliar
Instagram: @erling.haaland

Manchester City aún tiene tres jornadas por disputar y, con el título de Premier League prácticamente en sus manos, Haaland aún puede aumentar la cifra goleadora a números de escándalo; Chelsea, Brighton y Brentford podrían ser sus próximas ‘víctimas’.