Temas del día Más temas

ATLÉTICO - REAL MADRID

Griezmann-Cristiano: duelo a 6 días del cierre del Balón de Oro

Griezmann y Cristiano, grandes estrellas de Atleti y Madrid, miden fuerzas en el último derbi liguero que verá el Calderón. El 25 de noviembre, límite para votar en el Balón de Oro.

Cristiano Ronaldo intenta robar un balón a Antoine Griezmann en la final de la Champions League de Milán.
OLIVIER MORIN AFP

Atlético – Real Madrid en directo

Mucha culpa de lo que acontezca en el derbi liguero de despedida del Calderón corresponderá al intervencionismo de Griezmann y Cristiano, respectivos estandartes de Atlético y Real Madrid. A ambos les acompañan las cualidades que distinguen al jugador superior del muy bueno: calidad, físico, puntería, mentalidad… Al francés, por si fuera poco, también el estado de forma. El portugués, en horas irregulares, no puede decir lo mismo. El sábado, no obstante, podría importar más bien poco. Entonces, ambos, candidatos al Balón de Oro, tendrán que desplegar su amplio catálogo de recursos. Serán dos colosos en un partido grande en el que Cristiano suele estar más fino.

CRISTIANO: MALA RACHA VS RIVAL PROPICIO

El Cristiano menos acertado desde su llegada a la Casa Blanca buscará el camino de vuelta al protagonismo en el escenario de la previa del crimen, aquel tras el que llegó una fiesta de cumpleaños desde la que fue mermando su rendimiento mientras iba ascendiendo peldaños hacia la fama el parcero Kevin Roldán. El enorme potencial del portugués y su gusto por marcar ante el vecino tienden a minimizar unos números (siete goles -y cinco asistencias- en 12 partidos, participando en un tanto cada 86 minutos y medio) discretos para las barbaridades que acostumbra.

Goleador habitual contra el Atleti

Cristiano suma 15 dianas en 25 derbis madrileños. Los rojiblancos no se le resisten en ninguna competición (les ha marcado en todas las que ha podido: LaLiga, Copa, Champions y Supercopa de España) y le han sufrido en todas sus vertientes (goles en jugada, de cabeza, desde fuera del área, de falta, de penalti…).

Contra los de Simeone, el madridista registra un gol cada poco más de 149 minutos, un promedio que viene cayendo en picado, no en vano ya acumula 607 minutos sin mojar ante el Atleti. Eso sí: aunque no conste en este tipo de estadísticas, el penalti de la tanda de Milán compensa tanto tiempo de baja efectividad.

Respecto al 7 blanco, el Cholo tendrá que tener en cuenta, por encima del resto, dos aspectos: ocho de sus 15 tantos fueron en los primeros 25 minutos (cuatro de ellos entre el 22’ y el 25’); el resto los hizo desde los 11 metros.

GRIEZMANN: BUENA RACHA VS RIVAL QUE SE LE RESISTE

Partido a partido, Griezmann continúa consolidando su condición de líder del Manzanares. El francés ha participado en cerca de la mitad de los goles del Atleti (en 13 de 30, con ocho dianas y cinco asistencias). Sólo Carrasco, como le sucede a Cristiano con Bale, puede intentar discutirle plano. Ahora que todas las quinielas le sitúan en la lucha por el Balón de Oro, el 7 rojiblanco afronta este sábado, con el penalti de Milán aún en la conciencia, una oportunidad pintiparada para demostrar que está para todo.

A por un Madrid que le cuesta

No ayudará al francés las molestias que arrastra. La estadística, intrascendente por otra parte ante un talento como el suyo, le da datos para creer y para desconfiar: lo negativo es que sólo ha hecho cuatro goles en 19 partidos ante los blancos (dos en ocho duelos con la Real Sociedad y otros dos en 11 con el Atlético); lo positivo, que aún no ha perdido un derbi liguero.

EL BALÓN DE ORO, TELÓN DE FONDO: CRISTIANO, CON MÁS OPCIONES; GRIEZMANN, A SEGUIR CREYENDO

El calendario sigue descontando días hacia el 25 de noviembre, fecha límite para el voto por el Balón de Oro. Una gran actuación de Griezmann en el derbi se antoja clave para seguir con el foco encima, para continuar con ese imposible que resulta ganar una pelota dorada en la era de Messi y Cristiano; el portugués, por su parte, necesita urgentemente dar un golpe en la mesa para recordar que, incluso en horas bajas, puede estar por encima del resto y merecer el trofeo. ¿Qué mejor escenario que un derbi y qué mejor marco que el último Atleti-Madrid liguero en el Calderón para lucir credenciales?