NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TIROTEO EN TEXAS

Miah Cerrillo, sobreviviente del tiroteo en Texas, exige seguridad en el Congreso

A través de un panel para el control de armas, Miah Cerrillo, sobreviviente del tiroteo en Texas, exige al Congreso de Estados Unidos seguridad en las escuelas.

Estados UnidosActualizado a
A través de un panel para el control de armas, Miah Cerrillo, sobreviviente del tiroteo en Texas, exige al Congreso de Estados Unidos seguridad en las escuelas.
POOLREUTERS

El pasado 24 de mayo, se registró un tiroteo masivo en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas. El suceso cobró la vida de 21 personas: 19 niños y dos maestras, siendo el segundo tiroteo más mortífero en un colegio en Estados Unidos.

Días antes de lo sucedido en Texas, se registró otro tiroteo en un supermercado en Buffalo, al norte de Nueva York. Ambos sucesos conmocionaron al país, lo que ha reavivado el debate sobre el control de armas en la nación.

Actualmente, se está llevando a cabo un panel en el Congreso de Estados Unidos sobre ‘La necesidad urgente de abordar la epidemia de violencia armada’, en donde Miah Cerrillo, sobreviviente de 11 años del tiroteo en Texas, contó su historia de supervivencia y exigió el Congreso hacer cambios para que esto deje de pasar.

También te puede interesar: Así fue el discurso de Matthew McConaughey sobre el control de armas en la Casa Blanca

Miah Cerrillo, sobreviviente del tiroteo en Texas, exige seguridad ante el Congreso

A lo largo de su testimonio, mismo que se dio a través de un vídeo pregrabado, Miah contó cómo tuvo que untarse la sangre de una de sus amigas que yacía muerta en el piso, junto a ella, para que el tirador pensara que ella también había muerto.

Al ser cuestionada sobre qué quería que sucediera en su escuela, la menor se limitó a responder: “Tener seguridad”, posteriormente, se le preguntó si se sentía segura en la escuela, a lo que negó con la cabeza y respondió que no quiere que volviera a suceder.

En la sala del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, también se encontraba el padre de la menor, Miguel Cerrillo, quien, con un nudo en la garganta, señaló que Miah no ha sido la misma desde el tiroteo en su escuela: “Vine porque pude haber perdido a mi pequeña niña. Las escuelas ya no son sitios seguras”, expresó.

Asimismo, Felix y Kimberly Rubio, padres de Alexandria Aniyah Rubio, otra de las víctimas del tiroteo, el doctor Roy Guerrero, único pediatra de Uvalde, y Zaire Goodman, madre de uno de los heridos del tiroteo de Buffalo, también dieron su testimonio ante el Congreso, todos exigiendo seguridad y un control de armas.