Estás leyendo

Roberto Aguayo está en claro riesgo de ser cortado

Tampa Bay Buccaneers

Roberto Aguayo está en claro riesgo de ser cortado

Roberto Aguayo está en claro riesgo de ser cortado

El kicker mexicano de los Tampa Bay Buccaneers tendrá la competencia de Nick Folk para mantenerse en la plantilla del equipo la próxima temporada.

La increíble historia del kicker mexicano Roberto Aguayo en los Tampa Bay Buccaneers podría estar llegando a su fin. Y eso añadiría una capa más al término increíble en esta rocambolesca peripecia.

Los Buccaneers han fichado a Nick Folk, kicker veterano con diez años de servicio en la NFL, tres en los Dallas Cowboys y siete en los New York Jets. Incluirlo en la plantilla de Tampa Bay es un claro movimiento de presión a Roberto Aguayo. Más aún, es un síntoma de que han perdido la confianza en él y de que quieren competencia directa en el puesto. Es decir, no se trata sólo de un veterano para motivarle sino de un competidor legítimo.

En una plantilla de la NFL hay 53 jugadores, y todos tienen un rol muy definido e importante durante la temporada. Incluir en esa lista a dos kickers no tiene sentido, así que sólo uno de ellos estará en agosto entre los elegidos.

Y los números de Nick Folk son bastante mejores que los de Aguayo. Folk anotó, el año pasado, 27 de los 31 field goals que intentó y 24 de los 25 extra porints. El mexicano, por su parte, se quedó en un horrendo 22 de 31 en field goals y en un 32 de 34 en extra points. El problema es mucho más acusado si miramos a la larga distancia pues ahí Aguayo ha sido horrible, con un 4 de 11 en más de 40 yardas, distancia en la que el veterano ha conseguido un muy digno 5 de 7.

Todo está en contra de Roberto.

Una segunda ronda del draft

Fichar a Nick Folk por parte de los Buccaneers es reconocer, abiertamente, que metieron la pata hasta el corvejón el año pasado en el draft. Gastar una segunda ronda del draft en un kicker es un locura, un absurdo. Hacerlo dando una tercera y una cuarta ronda para subir quince puestos, es de aurora boreal. Y que, cuando tienes al jugador, este complete una temporada espantosa es como para rendirte y entregar los trastos.

Eso es lo que ha sucedido. Eso es lo realmente increíble de esta historia. Jason Licht, general manager de los Buccaneers, la fastidió tanto con la elección de Aguayo, pero tanto, tanto, que incluso no le ha importado quedar horrorosamente mal sólo un año después, admitiendolo sin tapujos, que es lo que demuestra con el fichaje de Folk.

En caso de perder la batalla, Aguayo será cortado y dejará en el equipo un dinero muerto, esto es, que seguirá contando contra el espacio salarial, de 1,3 millones de dólares. Que es una enormidad para el puesto de kicker, pero poco si se quitan de encima lo que se ha convertido en un enorme problema.

El jugador, por supuesto, aún tiene la opción de demostrar en el training camp que es mejor que su rival y convencer a Dirk Koetter, entrenador jefe, de que le haga parte de la plantilla final del equipo. Yo no apostaría por ello, la verdad.

0 Comentarios

Mostrar
Patrocina: Suertia

Cada semana te devolvemos hasta 250€

Te puede interesar