Estás leyendo

Las 7 anécdotas más increíbles de la Copa Confederaciones

Copa Confederaciones

Las 7 anécdotas más increíbles de la Copa Confederaciones

A casi 50 días del torneo, recordamos los momentos o situaciones que dejaron huella. Como por ejemplo, el motivo de la primera edición de la Copa.

Rusia 2017 será la décima edición de la Copa Confederaciones, competición creada en 1992 y que con el paso de los años, fue tomando importancia para todos aquellos que participan en ella.

Por esa razón recordamos las anécdotas o situaciones que de alguna manera dejaron huella en el certamen.

Fines políticos

La primera edición del torneo se realizó en Arabia Saudita en 1992. La iniciativa de llevarlo a aquel país fue Fahd bin Abdelaziz, monarca y primer ministro en aquel entonces. Su régimen autoritario veía al fútbol como una manera de agigantar la imagen internacional y presentar a su nación al mundo.

Los incentivos propuestos para los participantes, dada la gran economía petrolífera de la nación asiática, sedujo a las selecciones campeonas de la Copa América (Argentina), Copa de Oro (Estados Unidos) y África (Costa de Marfil).

Presencia chilena

Si bien la edición 2017 será la primera vez de La Roja en Copa Confederaciones, las pasadas versiones contaron con presencia chilena. Al menos cuatro árbitros han estado en el torneo. El primero de ellos fue Salvador Imperatore, que en 1995 dirigió dos encuentros.

A él se suman Carlos Chandía en 2005, Pablo Pozo en 2009 y Enrique Osses en 2013; todos con dos partidos.

El peor de todos

Tahití clasificó a la Copa Confederaciones 2013 tras adjudicarse la Copa de las Naciones de la OFC el año anterior. Su grupo fue del terror: España, Uruguay y Nigeria.

Su actuación fue para el olvido: cero puntos, y una diferencia de -23 goles la colocan como la peor selección que haya pasado por el torneo. Para el recuerdo quedó el gol que Jonathan Tehau le anotó a Nigeria, y que fue celebrado con todo a pesar del 6-1 final.

Hegemonia brasileña

La historia de Brasil en la Copa Confederaciones está llena de alegrías. Ha participado en siete de las nueve ediciones que se han disputado con grandes números: es el equipo más ganador del torneo con cuatro títulos. Los últimos tres los consiguió de manera consecutiva.

De esas cuatro copas, dos las ganó con el 100%. Sin duda, la gran ausencia que tendrá la versión de Rusia 2017.

El show del Emperador

En la Copa Confederaciones 2005, Argentina y Brasil llegaron a la final. Ambas selecciones, que un año antes se enfrentaron en la definición de Copa América, prometían en el papel un partido disputado, intenso y abierto para cualquiera dadas sus actuaciones a lo largo del torneo.

Sin embargo, fue todo lo contrario. El Scratch pasó por encima y goleó por 4-1 a una débil escuadra albiceleste. La figura del encuentro fue Adriano, que con un doblete se consagró como goleador del certamen. Los demás tantos fueron obra de Kaká y Ronaldinho. Descontó Pablo Aimar.

La copa de los siete goleadores

La Copa Confederaciones de Corea del Sur-Japón 2001 pasó a la historia por dos situaciones: por ser la única edición, hasta ahora, en jugarse en dos países y por tener siete goleadores.

El australiano Shaun Murphy, el japonés Takayuki Suzuki, el coreano Hwang Sun-Hong y los franceses Éric Carrière, Robert Pirès, Patrick Vieira y Sylvain Wiltord marcaron dos goles, los suficientes para quedar en la lista.

Precisamente Vieira marcó el tanto del título galo en la final ante Corea del Sur.

La maldición del campeón

Dura realidad en los 25 años que lleva la Copa Confederaciones. Cada equipo que gana el certamen, al año siguiente fracasa en la Copa del Mundo.

¿El que estuvo más cerca de conseguir ambos títulos de forma consecutiva? Brasil, que en 1997 logró la Confederaciones tras golear a Australia, pero que cayó ante Francia en 1998 en la definición del Mundial.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar